El Villanovense apela a la épica

El cuadro serón cree en la remontada, pese a la dificultad de ella, y quiere llenar el Romero Cuerda para intentar un milagro que les deje en la siguiente fase mientras que los rojiblancos, que acumulan tres victorias consecutivas, no se fían del resultado y quieren romper la eliminatoria en los primeros minutos del partido.


Dani Hernández celebra el 1-0 frente al Villanovense. Foto: La Opinión de Zamora.

Dani Hernández celebra el 1-0 frente al Villanovense. Foto: La Opinión de Zamora.

Las dos eliminatorias por la salvación quedaron demasiado decididas en el partido de ida para los conjuntos locales que lograron una gran renta. Eso no significa que los visitantes, esta semana locales, se hayan rendido. Es el caso del CF Villanovense que cree, fehacientemente, en la posible remontada.

Desde el cuadro serón, especialmente desde la hinchada, han intentado transformar las lágrimas del partido en ida, en esperanza mediante carteles de ánimo en el vestuario de los extremeños. Lo que el lunes era pesimismo, hoy es esperanza por la remontada.

De esa remontada no quieren ni oír hablar en Zamora. Los rojiblancos tienen una renta que no quieren desaprovechar y saben que salir como si la ida hubiera quedado 0-0 es la clave para lograr su objetivo. Aguirre ha convocado a los 17 futbolistas que tiene disponibles y mañana, en el propio estadio, hará un descarte.

Los rojiblancos vienen con el ánimo a tope después de lograr tres victorias consecutivas que les han permitido primero depender de si mismos en la liga regular, después salvarse del descenso directo y finalmente lograr una cómoda renta para la primera eliminatoria de play-out.

El ganador de esta eliminatoria gozará de un día más de descanso que el ganador del otro partido, al jugar en sábado.