La Gestora del Zamora CF dimite en bloque

El Ayuntamiento no ha cambiado la documentación que envió a Caja Rural por lo que la entidad no podrá hacer efectivo el cobro. Los jugadores no han recibido ningún pago por lo que todo hace esperar que no retiren las denuncias ante la AFE.


Los jugadores rojiblancos en la manifestación.

El peor panorama posible para el Zamora CF ha ocurrido en la tarde de hoy. Si el ultimátum que planteaba la Gestora en la noche de ayer era un duro golpe para la afición zamorana, las noticias que se han ido desvelando a lo largo del día no han mejorado.

Después de que la Caja Rural se viera de manos atadas y de que el Ayuntamiento dijera que no podía hacer nada más de lo que había hecho, la afición enfadada con el proceder del Consistorio, intentó movilizarse para demostrarle al Ayuntamiento que el club estaba muy vivo.

A mitad de la tarde, desde diversos foros y desde las redes sociales algunos aficionados intentaron movilizar al resto de la afición para demostrarle al Ayuntamiento de Zamora que detrás del club hay personas preocupadas.

La movilización fue un fracaso y únicamente medio centenar de aficionados se acercaron a la Plaza Mayor para apoyar a la plantilla y al club. Junto a ellos, la plantilla al completo, al lado de la afición y con un mensaje claro de apoyo a ellos. Fue Manu Arias, acompañado por sus compañeros, el que se acercó a la afición y le mostró su apoyo para todas las acciones que lleven a cabo.

Junto a ellos, la Gestora ha querido seguir adelante con su idea de dimitir y en las próximas horas se conocerá la fecha de la asamblea en la que se hará efectiva la dimisión.