90 años de historia

Esta temporada, en el encuentro que les enfrentó al Zamora CF, la Unión Deportiva Salamanca celebró sus 90 años de historia. Una carrera plagada de éxitos que se pueden resumir en unas cuantas líneas.


La plantilla celebra el ascenso de 1996 a Segunda División.

La plantilla celebra el ascenso de 1996 a Segunda División.

La Actual Unión Deportiva Salamanca, S.A.D., se fundó el 9 de febrero de 1923, con el nombre de Unión Deportiva Española, y el presidente y fundador fue el entonces alcalde de la ciudad Federico Anaya. Lo que en principio se creó como club polideportivo, ante todo destacó en fútbol.

Pocos años más tarde, concretamente el 16 de enero de 1932, adoptó la nomenclatura de Unión Deportiva Salamanca. Su primer estadio fue el Campo del Calvario, situado en el barrio de San Bernardo, hoy estación de autobuses, cerca del cementerio salmantino.

De inmediato la “Unión”, como se le conoce popularmente en Salamanca, se convirtió en el equipo más representativo de la ciudad y de la provincia.

Durante sus primeras décadas el equipo unionista se movió entre las categoría de Aficionados, Tercera Divsión y algún ascenso a Segunda. Logró 2 Copas de España de aficionados en las temporadas 57-58 y 58-59 pero nunca consiguió dar el salto definitivo hasta los años 70.

En 1972, aún en la categoría de bronce, es contratado José Luis García Traid como entrenador. Con él en el banquillo, el equipo logra dos ascensos consecutivos, de forma que en la temporada 73/74 y bajo la presidencia de José Luis Paniagua, el equipo jugaría por primera vez en su historia en Primera división.

 Fue una época dorada para el equipo charro: durante siete temporadas el equipo consiguió permanecer en la elite del fútbol español y en algunas de esas campañas rozando la competición europea. Otro éxito del conjunto charro fue acceder a semifinales de la Copa del Rey en la temporada 76/77.

En los años 90, el club se convirtió en Sociedad Anónima presidido por Juan José Hidalgo. Todavía en Segunda B, se contrató a un joven y desconocido Juan Manuel Lillo. Con él en el banquillo se lograron de nuevo dos ascensos consecutivos hasta la Primera División. Fueron unos años dorados, en los que con ascensos y descenos a Segunda, la Unión jugó en las máximas categorías tuteando en ocasiones a los grandes presupuestos de Primera.

Con el inicio del nuevo siglo, la Unión Deportiva Salamanca empezó el calvario que aún sigue padeciendo. La historia charra puede haber escrito las últimas líneas de su libro. Esperemos que no.


  • uds

    la foto es del 2006

  • Adri

    No la dejemos morir!