“La Victoria” y a la final

Partido de vuelta de semifinales de Play Offs de ascenso a Segunda División. Tras el empate a uno cosechado en Lleida, ambos equipos conocen ya el camino hacia el objetivo del pase de eliminatoria.

Antonio Arroyo twitter de @AntonioArroyoL @AntonioArroyoL

El estadio de La Victoria será testigo del pase a la final de uno de los dos equipos

El estadio de La Victoria será testigo del pase a la final de uno de los dos equipos

El resultado del partido de ida es favorable para los intereses andaluces. El valor doble de los goles fuera de casa hace que el Real Jaén parta con ventaja en su propio feudo. Un feudo que estará poblado por la afición local. 6700 entradas vendidas hasta la noche del jueves, que seguirán aumentando hasta la hora del partido. El club pretende alcanzar la cifra de más de 10000 espectadores que se dieron cita en la Nueva Victoria en el partido frente al Deportivo Alavés en la eliminatoria de campeones.

El Real Jaén es consciente de lo que se juega y del resultado que trae de tierras catalanas, pero tiene claro que no deberán relajarse. Así lo declaraba durante la semana Óscar Quesada en el Ideal de Jaén, que afirmaba que “sería un error plantear el partido como frente al Alavés. No podemos salir al campo a aguantar el resultado.

Los jienenses llegan al partido con la ya conocida baja de Diego Cascón, que continúa sin poder jugar tras le lesión que sufrió en Mendizorroza. El resto de tocados durante la semana, Gaitán, Quesada y Servando jugarán de inicio.

Por su parte el Lleida necesita marcar sí o sí si quiere tener alguna opción de pasar la eliminatoria. En ello confía la plantilla. Un ejemplo son unas declaraciones del jugador Molo, que sabe que el Lleida tendrá opciones en Jaén de pasar la eliminatoria. Unas opciones que pasan por marcar fuera,y, como afirma el propio Molo, el Lleida es un equipo que suele anotar fuera de casa, como así demostró ademas frente al CD Leganés.

Por su parte, Toni Seligrat, entrenador del conjunto catalán lo tiene claro, y en la rueda de prensa previa al choque no dejó lugar a dudas: “el Lleida saldrá a ganar en Jaén”. Con esas palabras queda muy a las claras la intención del conjunto azul.

Noventa minutos separan a ambos equipos de alcanzar la final por el ascenso a la división de plata. A priori, el Real Jaén parte con ventaja. Si el equipo lagarto anota, obligará al Lleida a anotar dos goles. Tarea difícil visto los goles que han encajado los andaluces durante toda la temporada.