L’Hospitalet se gana una segunda oportunidad

El equipo de Miguel Alvarez consigue plaza para volver a luchar por el ascenso a Segunda División. Un gol en cada mitad ante un combativo Caudal, sumado a un providencial Craviotto, fue suficiente para remontar.


El Hospi accede a la última eliminatoria. Foto: Cristian García

El Hospi accede a la última eliminatoria. Foto: Cristian García

L’Hospitalet sabía que disponía de 90 minutos para ganarse la opción de volver a luchar por el premio final. Pero el Caudal no iba a ponerle las cosas fáciles ante un buen número de aficionados desplazados. Prosi ya intentó sorprender con su mejor arma, nada mas comenzar, con un libre directo. Pero los ribereños no iban a amedrentarse en su ciudad, en su municipal. Aday Benítez, recuperado para la causa del ascenso, probó por dos veces, pero ambas desviadas.

Cuando mejor plantados se encontraban los locales sobre el verde artificial, Prosi convirtió una falta lateral en la mejor ocasión del partido. Buscando el palo largo, por encima del meta leridano, se topó con la madera. Fue solo un susto local, ya que poco después, Pol Lonch se sacó una asistencia magistral por encima de pa defensa. Si genial fue la asistencia, la definición de Corominas por encima de Javi fue sublime. Uno a cero y eliminatoria empatada. Los franjirros se vinieron arriba con el gol, pero el descanso llegó antes. No sin antes un susto previo que sacó Craviotto palmeando el esférico.

El tiempo de descanso no hizo aflojar a los locales, que otra vez, por mediación de Aday volvieron a poner cerco sobre pa meta visitante. Solo pudo ser parado en falta. Una falta que el propio Aday se encargó de ejecutar. El balón buscaba pa escuadra, pero Javi se interpuso en medio de pa trayectoria con una sublime parada. Pero si en la primera parte la defensa caudalista supo frenar a los ribereños, en una segunda opción ya no fue así. Coro, en una contra condujo hasta medio campo. Buscando a Osado en la banda, este condujo haciendo la diagonal. Ya en la frontal, con un chute seco raso al palo corto, consiguió encarar la eliminatoria con un 2-0.

Los jugadorea del Caudal no se vinieron abajo. Sabedores de que un gol les bastaba para pasar, empezaron a poner cerco a la meta defendida ppr Craviotto, empezando por el balón parado. Pero L’Hospitalet no iba a ponerselo fácil. Partiendo desde un Pedraza hoy central, y un recién incorporado Bacari dando potencia al ataque, daban siempre sensación de peligro.

Y en los diez minutos finales, apareció san Craviotto. Una doble parada, siendon la primera un mano a mano a bocajarro, salvó a los de Miguel Alvarez. Unas paradas que bien valen una final. El partido se endureció con un Caudal que se acercaba pero no llegaba, y un L’Hospitalet que quería arañar tiempo de donde fuese. Con esto, Prosi acabó expulsado casi al finalizar.

Finalmente, el partido concluyó con 2-0. Alegría local por una nueva ocasión de ascenso, y tristeza local, pero sabiendo que han hecho una gran temporada.