Ipurua es de Segunda

El Eibar, que llegaba con la eliminatoria muy favorable, gracias al 3-0 de la ida, nunca se conformó con el resultado y acabó ganando a un Hospi que fue incapaz de hacer frente al poderío armero


Fiesta en la grada armera

Fiesta en la grada armera

“Eibar es de segunda” cantaban los aficionados armeros. El partido ha sido una fiesta para la afición desplazada, sabedores de que el ascenso no se les podía escapar, y más viendo el transcurso del partido, donde el Eibar no dejó esperanzas a L’Hospitalet.

El equipo de Gaizka Garitano no solo hizo bueno el resultado de Ipurua, sino que además volvió a imponerse al conjunto ribereño. L’Hospitalet nunca fue capaz de imponerse a la línea defensiva armera, poderosa ante un ataque local que no sabía como meterles mano. Solo Aday daba muestras de querer al menos intentar la remontada, y con el trancurso del partido lo que se iba oliendo era el tanto visitante.

Miguel Álvarez volvió a sorprender en la línea defensiva, colocando a Pol Llonch como lateral diestro, completando eso si una gran actuación. A pesar de una alineación pensada para atacar, fue el Eibar quien empezó poniendo cerco a la meta de Craviotto, con ocasiones de Diego tras fallos locales. L’Hospitalet intentaba estirar líneas en busca de un gol antes del descanso, apoyado en Aday Benítez y su desborde, pero partiendo muchas veces demasiado atrás. La banda de Pol y Corominas también conseguía ganar la línea de fondo pero sin crear ocasiones. La más clara del primer tiempo fue de Roldán, quien enganchó un gran chut que entre Craviotto y el poste evitaron que acabase dentro. Solo poco antes del descanso, como no llegando por banda diestra, creó una ocasión clara, que finalizó con un potente chut de Bacari, pero el cual Irureta sacó con solvencia.

La segunda mitad empezó, como no, con gran alegría en la grada armera. Cánticos y bailes que silenciaban el resto del campo, viendo ya muy cerca el ascenso. Lo tenían en la palma de la mano, pero el Eibar quería más. L’Hospitalet se apagaba ante un muro armero que no perdía la posición en ningún momento. Apoyados en un gran Dani García que salía al cruce rápido y sacaba el balón jugado. El Eibar se crecía a la contra, y L’Hospitalet no acababa de salir en tromba por miedo a recibir un gol. Aún así, Craviotto volvía a erigirse salvador saliendo a los pies de los delanteros azulgranas.

Pedraza volvía al eje de la zaga como ante el Caudal para dar una mayor salida al balón, pero muchas veces el esférico acababa en banda, sobre todo la de Aday, cuyos centros siempre acababan a manos de Irureta, invencible por alto. Jito salió por parte de los de Garitano, dando más frescura a las contras visitantes. Aday probó suerte en tres ocasiones seguidas, siendo el único en dar síntomas de vida tras la retirada de Pol y con un inexistente Cirio, pero Irureta quería acabar la eliminatoria a cero. A punto de concluir, llegó lo que se iba mascando. Un pase al espacio fenomenal acabo a los pies de Capa. Solo ante Craviotto, lo quebró, y a puerta vacía se hizo con el partido, la eliminatoria y el ansiado ascenso. Fiesta armera a la conclusión del partido, el ascenso buscado por cuarta temporada, y final feliz para ellos. L’Hospitalet tendrá que seguir intentándolo, armando un buen equipo a partir de mañana mismo.

Ficha Técnica

CE L’Hospitalet (0): Craviotto; Pol (Manel, 82’), Viale (Rico, 55’), Moyano, Valentín; Pedraza; Corominas, Bacari, Aday, Cirio (Ángel, 66’); Osado

SD Eibar (1): Irureta, Boveda, Anibarro, Arregui, Errasti, Arruabarrena (Jito, 78’), Dani García, Capa, Yuri, Diego (Mainz, 71’), Roldán (Del Olmo, 89’)

Goles: 0-1 Capa (89’)

Árbitro: El colegiado Carlos Alberto Carbonell, del colegio valenciano, amonestó a los locales Aday (19’), Pol (29’), Craviotto (37’) y al visitante Arregi (32’)

@joseragonfid


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *