La eterna espera de grupos para cuadrar presupuestos

Varios equipos de bronce esperan a conocer en que grupo estarán para cuadrar sus necesidades económicas

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Presupuesto

La presencia en un grupo A o B no es sólo importante a nivel deportivo, a nivel competitivo o en cuanto a confección de plantillas.

El apartado económico se ve también claramente afectado si un equipo se e encuadrado en un grupo u otro, lo que hace que muchos clubes aplacen el cierre de sus presupuestos hasta conocer el grupo para su equipo.

Si bien el presupuesto manejado siempre es similar, lo que se modifican habitualmente en referencia a jugar en un grupo u otro son las partidas. El hecho de competir en un grupo con desplazamientos que no estaban esperados puede suponer un aumento en la partida presupuestaria destinada a desplazamientos.

Diferentes tipos de desplazamientos

Lejos de los lujos de los equipos de primera, los equipos de bronce tienden a viajar en el día. Normalmente, dependiendo de los recursos de los que dispone el club, se almuerza pronto tras llegar al punto de destino en autobús, para luego hacer siesta.

El retorno, también en autobús, se produce al final de los partidos. Prohibitivo para los equipos el desplazamiento un día antes de los partidos, algo que sólo clubes como el Lleida o algún filial se ha podido permitir esta temporada.

Y casi sin necesidad de nombrarlo, otros medios de transporte quedan descartados, como el avión, que sólo es utilizado para el viaje a las islas y gracias a la ayuda económica que la RFEF destina para ello.

El Grupo IV, uno de los que más kilómetros recorre

Tirando de archivo y teniendo en cuenta la composición de grupos más utilizada, vemos que son los equipos del Grupo IV los que más kilómetros acostumbran a recorrer.

La gran distancia existente entre puntos separados de tiro de la Comunidad de Andalucía o la necesidad de llegar hasta Tarifa para coger el Ferry con destino Melilla aumenta número de kilómetros.

Durante la pasada temporada, los equipos del Grupo II fueron los que menos kilómetros recorrieron. La organización grupal formada por Cántabros, vascos, aragoneses, riojanos, navarros y Lleida sólo perjudicaba a los maños y Lleida, si bien en el caso último fue una petición propia.

En el caso del Grupo I, madrileños y canarios están destinados a encontrarse perpetuamente. La gran cantidad de conexiones aéreas entre las islas y la comunidad del centro de España casi obligan a que siempre compartan grupo los equipos de estas dos comunidades. Junto a ellos, siempre muchas dudas: gallegos, asturianos, castellano manchegos…

Sin duda, muchos criterios a tener en cuenta y que pueden hacer variar el presupuesto de los clubes.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *