Adios a los dorsales fijos


Cervero, con su hat-trick permitió al Oviedo ser el único visitante capaz de lograr la victoria. Foto: lne.es

Cervero se señala su número. Foto: lne.es

La afición del Real Oviedo ya no podrá identificar al “doctor” Cervero con el 9; los aficioandos manchegos no podrán ver las cabalgadas de Adriá con el 11; Jorge Herreros, el 9 de la SDL, no podrá sentirse identificado con su número; el 9 del Zamora CF, Jorge Hernández, cuando salga del banquillo lo hará con otro dorsal; o Borja Sánchez, el que fuera el 21 de la UDS, no podrá lucir ese número en la SD Huesca.La RFEF ha decidido en su asamblea de esta mañana que no habrá dorsales fijos de Segunda B en adelante. Los aficionados locales deberán conformarse con ver jugadores del 1 al 11 y no podrán comprarse la camiseta de su jugador favorito. El merchandising, uno de los apoyos económicos de muchos clubes, verá un descenso significativo que ahondará más en la crisis del futbol modesto.

No serán únicamente los clubes los que saldrábn perjudicados con esta medida. Los aficionados, que a principio de temporada tienen que ponerle cara a varias incorporaciones, tardarán más en asimilar los nuevos fichajes al desconocer su número. Del mismo modo, será difícil llegar a conocer a sus rivales.

El trabajo de periodistas, secretarios técnicos y scouting también será algo más difícil con esta medida que no acaba benenificiando a nadie.

Los clubes, que en vez de 23 camisetas únicamente deberán comprar 16, tendrán que comprar varias tallas de estas, por lo que finalmente deberán comprar mayor número de camisetas de lo que hacían hasta la actualidad.

La medida ha caído como un jarro de agua fría entre aficionados y jugadores que, indignados, han protestado por esta medida en las redes sociales y algunos clubes recurrirán esta decisión por verse gravemente perjudicados.


  • deckard25

    en esto pierdenn el tiempo estos canta mañanas? que payasos!!

  • Duda razonable

    En qué artículo viene? Lo he buscado y no doy con esa noticia