Alain Arroyo refuerza el ataque carbayón

El punta bilbaíno llega al Real Oviedo del CD Mirandés, con el que logró el ascenso a Segunda, hace dos temporadas.


Alain Arroyo frente al Villarreal. Foto: as.com

Alain Arroyo frente al Villarreal. Foto: as.com


El Oviedo sigue moviéndose en el mercado de fichajes y con el fichaje de Arroyo da casi por cerrada la zona de ataque, a falta de un delantero que pueda servir de recambio de Cervero y, quizás, de un extremo que pueda actuar en banda izquierda, como suplente de Eneko – fichado también durante el presente mercado estival -.

Alain Arroyo de la Cuadra (Bilbao, 05/07/1982) tiene un largo currículum en LaSegundaB – el Oviedo será su séptimo equipo- y, como curiosidad, cabe destacar que sólo hubo una temporada, la 2009/10, en la que no jugó en un equipo del Norte de España. Guadalajara fue aquel año su destino y no le fue mal, 10 goles avalan su paso por tierras alcarreñas. Antes de adentrarse en la Meseta, Alavés B, Portugalete, Sestao River y Lemona, con el que consiguió 11 goles, le vieron jugar. Y después de su paso por Guadalajara, la gloria.

Llegó al Mirandés en la 2010/11 de la mano de un Carlos Pouso que ya le había dirigido en el Sestao y que acabaría conformando un equipo que acabaría segundo en un duro Grupo II con “gallitos” como Eibar, Alavés o el propio Real Oviedo. Tres goles le valieron ese año como pista de lanzamiento para dejar en trece su récord goleador, al año siguiente.

La 2011/12, fue una temporada dorada para Alain y, por supuesto, para el CD Mirandés, Campeón del Grupo II y Seminifinalista de Copa del Rey. Todo ello con Alain Arroyo y Pablo Infante como máximos goleadores. Un gol del vasco sirvió para que los de Pouso se metiesen en Semis del Torneo del KO – aunque cada vez lo sea menos – por primera vez en su historia.

El año pasado, pudo disfrutar de la Segunda División, gozando de bastantes minutos y anotando cuatro goles que ayudaron a la permanencia del conjunto rojillo. Su misión este año será la misma que durante su etapa en Anduva, aunque vistiendo de azul y no de rojo: lograr el ascenso a Segunda División.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *