Con tres semanas de retraso

Los Grupos de Segunda B llegan con tres semanas de retraso para esta próxima 2013/14 que en la pasada temporada

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Fachada de la ciudad del fútbol.

Fachada de la ciudad del fútbol.

Finalmente, un miércoles 7 de agosto, a media tarde, se conocieron los grupos en los que se dividirá la Segunda B y sus calendarios. Tanto los grupos como los calendarios de las diferentes jornadas se han conocido a la par, en el mismo momento. Pero nada tapa la realidad.

Y esa realidad es que los grupos y el calendario llegan con unas tres semanas de retraso respecto a la pasada temporada. Retraso que se ha ido acumulando a raíz de problemas y problemas con equipos tanto de Segunda B como de Segunda. Avales, conversiones a SAD, ampliaciones de capital… muchos problemas, aun no del todo resueltos, que han alterado un verano que ya se veía venir difícil para la Segunda B.

Y alterados han quedado los equipos en estas últimas semanas. Enfadados con la Federación y los clubes que no han cumplido con su trabajo, muchos equipos de la categoría han presionado a la Federación, normalmente por vía telefónica, para conocer unos grupos que modifican su actividad y dinámica mucho dependiendo de cómo sean.

Si la pasada temporada conocíamos en LaSegundaB los Grupos recién pasada la mitad de julio, este año no ha podido ser antes de casi el diez de agosto. Finalmente ha sido un siete de agosto, a falta de menos de 20 días para el inicio de la competición oficial, que comenzará el próximo 25 de agosto.

Un inicio de competición que se ha llegado a poner en duda. Muchos medios han rumoreado en las horas previas a este miércoles sobre un posible atraso del comienzo de liga a la primera semana de septiembre. Retraso descartado por los equipos, que han planificado sus periodos de preparación para iniciar la pretemporada en la fecha antes anunciada.

Momento ahora de ponerse a trabajar para muchos clubes, que tendrán que planificar el calendario, su año y sus desplazamientos contrareloj. Momento también, tal y como esperan muchos clubes, de que alguien se disculpe por el trabajo mal hecho y para que lo sucedido en el presente verano siente precedente y no se repita en años venideros.