La LFP propone el descenso del Hércules

El supuesto amaño del Racing de Santander – Hércules, que acabó con victoria local, daría con los huesos del conjunto alicantino en LaSegundaB


Imagen del Racing - Hércules fruto de la polémica. Foto: herculesdealicante.es

Imagen del Racing – Hércules fruto de la polémica. Foto: herculesdealicante.es

El supuesto amaño del Racing de Santander – Hércules, que acabó con victoria local, daría con los huesos del conjunto alicantino en LaSegundaB


Hace dos meses, se disputó en tierras cántabras un encuentro en el que los racinguistas se jugaban mucho – la vida, por así decirlo – y el Hércules – ya salvado – poco más que la honra. El encuentro terminó con un 3-0 favorable al equipo norteño, que aun así no lograba evitar el descenso a Segunda B. Hasta ahí, nada raro.

La investigación del presunto amaño comienza cuando UEFA detecta anomalías entorno a las apuestas realizadas en una conocida casa de apuestas online. Los movimientos surgidos a lo largo del partido indican, con un margen de error bastante pequeño, que el encuentro estaba amañado.

Las apuestas, controladas por la unidad de Detención de Fraudes de la UEFA habrían detectado elevados movimientos de dinero – que habrían podido provocar ganacias millonarias, de haberse dado – apostando por el 0-1 al descanso y el 3-1 final, según publica el Diario Información alicantino. Al descanso, también se detectó un flujo muy importante de apostantes que se inclinaron por la victoria local por dos o más goles.

Descenso cautelar

Según publica el citado medio alicantino, el informe preliminar de la LFP solicita – a través de su instructor, José Miguel Zubizarreta – al Comité de Disciplina Social de la Liga que abra expediente disciplinario al conjunto alicantino y le descienda, como medida cautelar, a Segunda División B.

El abogado del Hércules CF, Jordi Aparisi, habló de “cacicada”, al referirse a la propuesta, “porque se están conculcando derechos básicos como el de defensa y la presunción de inocencia”.

Acusación con sombras

El “caso Hércules” no es ajeno a las conspiraciones – la ausencia de pruebas claras y el hecho de que el Huesca parezca el máximo beneficiado ayudan a ello -. No en vano, el Hércules no ha recibido aún el informe UEFA en el que se basa la LFP para proponer el descenso y, además, este registra importantes movimientos hacia resultados que, finalmente, no se dieron.

Según el citado medio, el silencio de los jugadores del Hércules sería considerado por la Liga un hecho “revelador” de la “predeterminación del resultado”. Argumento que rechaza con total rotundidad Jordi Aparisi.

La defensa herculina considera, además, que el instructor está aplicando indebidamente un critero de responsabilidad objetiva al acusar al Club de haber cometido un delito que podría haber sido cometido por, solamente, un jugador o unos pocos, sin que el Club tuviese nada que ver.

¿Por qué Hércules sí, Racing no?

La razón principal por la cual la LFP pide el descenso del equipo mediterráneo pero no el del racinguista es porque la situación del segundo, al militar en LaSegundaB, escapa a las competencias de la Liga. Sería la RFEF la que podría descender al Racing a Tercera.

No obstante, la LFP podría vetar una futura inscripción del conjunto santanderino en Segunda o, incluso, podría darse el caso de que el descenso del Hércules provocase el ascenso del Racing – al cual correspondería la plaza por derecho deportivo – y, posteriormente, la Liga lo devolviese a Segunda B.

En el caso de que se diese la última situación, el beneficiado sería la SD Huesca, club al que correspondería, por derecho deportivo, la plaza en Segunda División.

La RFEF rechaza la petición de descenso

El órgano federativo ha rechazado la petición de la LFP y trasladado el caso a la Fiscalía Anticorrupción – quedando así el descenso cautelar en manos de el Comité de Disciplina Social de la Liga –