Plantillas en manos de los filiales

Muchos equipos de bronce esperan aun una cesión procedente de un equipo filial

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Imagen del partido un partido del Atlético B. Foto: clubatleticodemadrid.com

Imagen del partido un partido del Atlético B. Foto: clubatleticodemadrid.com

Buena parte del trabajo de los diferentes directores deportivos y secretarios técnicos de la categoría de bronce se centra estos días en lograr una cesión procedente desde un filial. A la mayoría de los equipos les falta alguna pieza para completar sus plantillas de cara a la próxima temporada, piezas normalmente Sub-23 que tienen que llegar desde un equipo formativo.

Muchos de los filiales que forman parte de Segunda B ya han cedido a varios de sus jugadores. Los casos más destacados en este mercado de verano 2013 son, quizá, las cesiones que ha conseguido el Atlético de Madrid, cediendo a Cidoncha al Zaragoza de Segunda, al igual que el Levante con Roger Martí. De otros equipos como el Bilbao Athletic también se espera que salgan jugadores a la categoría de plata. Son los casos, por ejemplo, de Albizua, Saborit o Eric Morán. Jugadores que se han quedado sin sitio en la primera plantilla y que necesitan un paso más. El club de Lezama ya ha movido ficha y ha cedido a varios jugadores a sus clubes convenidos. Sus vecinos de la Real Sociedad han fijado al Eibar y el Real Unión como destinos preferentes para los jugadores que no tienen sitio en su organigrama por una u otra razón.

Aun se esperan salidas desde equipos como el Getafe B, Real Madrid C, Atlético B, Espanyol B o Sevilla Atlético. Pero también entradas. Varios equipos filiales precisan de más jugadores para cerrar sus plantillas y apurarán los últimos días previos al inicio de temporada para hacer sus deberes.

Amplitud de plantilla

La normativa vigente obliga a no contar con más de 16 jugadores mayores de los 23 años en Segunda B. Una cifra reducida y que tiene que ser incrementada en las diferentes plantillas por jugadores menores de esa edad. En la presente temporada, esos jugadores Sub-23 serán los nacidos en el año 1991 y años posteriores.

Normalmente, tal y como marcan los ejemplos de mercados anteriores, este tipo de jugadores jóvenes son los que la mayoría de los equipos dejan sin fichar hasta el último momento de mercado. Quedan dos semanas antes del inicio de la temporada 2013/14 para conocer qué jugadores jóvenes buscarán hacerse un hueco en alguna de las 80 plantillas de la categoría de bronce.