Un verano loco

A falta de algo más de una semana para el inicio de la competición, repasamos las incidencias de un verano muy movido en Segunda B

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

El Mirandés salvó problemas de última hora.

El Mirandés salvó problemas de última hora.

Sin lugar a dudas, el verano de 2013 será recordado en la Segunda B como uno de los más movidos de su historia. Líos muy variados que van desde el descenso por impagos a la sospecha de amaños. Repasamos aquí el verano 2013 para la Segunda B

Un descenso administrativo

El único descenso administrativo que se ha dado ha sido, finalmente, el de la Gimnástica de Torrelavega. El club cántabro, decano del fútbol de aquella región, caía a tercera por deber la práctica totalidad de los salarios a su plantilla y cuerpo técnico.

A este caso se puede unir el del Xerez. El club desciende por impagos a tercera, pero lo hace directamente desde Segunda División, tal y como ha sido determinado.

En el caso de la Unión Deportiva Salamanca, se confirmaban los impagos y la disolución de la histórica entidad.

Sobre la bocina

Muchos de los equipos con deudas lograron salvarse de la quema en el último momento. Así, equipos como el Noja o el Real Unión lograban permanecer en Segunda B al abonar sus deudas con los jugadores, que retiraron sus denuncias o llegaron a un acuerdo con los clubes.

En otros casos como los del Guijuelo o el Zamora, se ejecutaron los avales para que los jugadores recibieran las cantidades acordadas.

Avales

Mucho lío y polémica con los avales. Cambio en la reglamentación para la compra de plazas, que facilitaba que equipos no filiales entraran a una puja que jamás se produjo. Después, petición de avales que muchos clubes consideraron injusta, al no aplicarse los mismos criterios.

El caso más sonado en cuanto a los avales fue el de la Cultural Leonesa, que consiguió reunir el aval exigido finalmente y entregarlo, aunque fuera de plazo.

El descenso del Guadalajara

El Club Deportivo Guadalajara será de Segunda B. Pese a lograr salvarse en lo deportivo en la categoría de plata, el club era descendido al encontrarse irregularidades en su proceso de conversión a Sociedad Anónima Deportiva.

El club insiste en su inocencia y seguirán luchando en Juzgados.

Los casos Deportivo, Mirandés y Alcorcón

En los tres casos, se logró la permanencia en Segunda. Irregularidades y deudas en el club coruñés estuvieron apunto de hacerle descender a Segunda B, aunque un acuerdo entre las diferentes partes en los últimos minutos permitió su permanencia en Segunda

El caso más aplaudido es el del Mirandés. El bloqueo tributario al dinero prometido por una serie de personas impedía completar la transformación del Club a SAD. A falta de apenas tres minutos para el final del plazo se confirmaba el milagro. Jugadores y miembros del club se unían a la ampliación de capital que hacía posible que el club rojillo permaneciera en Segunda.

Por último, y como el más reciente, recordamos el caso del Alcorcón. También se habño de supuestas irregularidades en la ampliación de capital de la entidad, lo que hizo que la Comisión Delegada de la LFP solicitara una auditoría. Tras revisar los datos de la misma, se confirmaba la permanencia del equipo y, con ello, la permanencia del Racing de Santander en Segunda B, equipo al que hubiera pertenecido la plaza en caso de descenso del equipo madrileño.

La plaza del Xerez

Una vez confirmado el descenso del Xerez, quedaba en Segunda B una plaza disponible y se abría un nuevo debate. Rápidamente, la plaza fue pedida por el Real Betis para su filial. Sin embargo, tras comprobar el reglamento la Federación decidió asignársela al Córdoba, cuyo filil jugará en Segunda B por primera vez en su historia.

El eterno caso del Salamanca Athletic Club

Aun sin resolver y difícilmente explicable en unas pocas líneas, el caso del nuevo equipo de Salamanca es, sin duda, el protagonista del verano. Una vez se producía la noticia fatal sobre la Unión Deportiva Salmanca, Pepe Hidalgo se proponía crear un nuevo club para la ciudad de Salamanca.

La justicia le daba la razón y lograba la plaza, para los juzgados, de la antigua Unión. Sin embargo, la Federación sigue sin reconocer, por el momento, al club salmantino. Un “equipo número 20” ocupa sus casillas en todas las ciuculares

La eterna espera

Sumando todos estos casos se lograba un resultado claro: retraso. El retraso a la hora de formar los nuevos grupos y el calendario para la Segunda B. Una espera que se ha demorado tres semanas respecto a años anteriores y que ha impacientado a clubes, jugadores, medios de comunicación y aficionados.

Hace poco tiempo llegaban esos grupos que dejaban descontentos a los equipos del Grupo II.

#cadajugadorsudorsal

Una de las polémicas del verano. La RFEF elimina para la próxima temporada en Segunda B y Tercera los dorsales fijos. Los jugadores tendrán que portar los números del 1 al 11, aparte de los siguientes para los suplentes.

Una medida que no ha gustado, por lo general, a clubes, jugadores y aficionados y que ha supuesto que cerca de 2000 personas se hayan unido ya en forma de firmas para tratar de dar marcha atrás en la decisión.

Estos son los casos más destacados de un eterno y duro verano para la Segunda B. Un verano sin balón al que aun le queda una semana. Habrá que esperar para ver si ocurre algo más. Todo puede pasar.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *