Omar, nueva incorporación realavilesina

El atacante regresa a casa, tras varias temporadas lejos de Asturias, para jugar en el equipo de su localidad natal, el Real Avilés


Omar Sampedro, durante su presentación con el Huracán Valencia. Imagen: huracancf.com

Omar Sampedro, durante su presentación con el Huracán Valencia. Imagen: huracancf.com


Cinco temporadas después de que Omar Sampedro abandonase el Sporting para mudarse a Castellón, el avilesino volverá a jugar en Asturias. Y lo hará, si todo sale según lo previsto, durante las dos próximas temporadas.

Omar Sampedro Bernardo (Avilés, 05/06/1985) se formó en las categorías inferiores del Real Oviedo, aunque antes de firmar por la entidad carbayona había jugado en el equipo de fútbol-sala del conjunto blanquiazul de su ciudad, desde donde salió para fichar por el filial del Real Sporting de Gijón, eterno rival azul. Escaló desde el B rojiblanco hasta su primer equipo, con el que llegó a ascender a Primera División – tras una temporada cedido en el Zamora para disfrutar de minutos y ganar experiencia -. El ascenso a la Liga de las Estrellas le dejó sin sitio en El Molinón, razón por la cual se iría, en Diciembre, al Castellón – por aquel entonces, en Segunda A -. Después de aquello, todo un periplo por la B ha ido completando su curriculum.

Imagen: elcomercio.es

Imagen: elcomercio.es

Consiguió el segundo ascenso de su carrera, a Segunda A, en esta ocasión, con la SD Ponferradina. Se fue un poco más al Oeste para buscar lo mismo con el Pontevedra pero salió en Diciembre, al Teruel, por la mala situación del conjunto granate, que acabó encontrandose con el descenso a Tercera, categoría de la que aún lucha por salir. En la 2011/12, comenzaría su estancia en Valencia. Primero, con el Huracán, equipo con el que alcanzaría la fase de ascenso a Segunda. Sus buenas actuaciones le valieron para firmar por el recién descendido Alcoyano, aunque en ese mercado invernal regresaría a Manises para volver a meter al Huracán en Play Off, aunque el ascenso se volvería a escapar. Después de haber sido pieza importante en el equipo de Nico Estévez, Omar Sampedro ha decidido volver a casa.

Es difícil decir cual es su posición idónea. Comenzó jugando en punta, pero el fallecido Manolo Preciado le adaptó a la banda derecha de su Sporting. Su polivalencia le hizo también válido para la izquierda, flanco al que se fue adaptando, así como al centro de la mediapunta. Posiciones todas ellas que le permiten explotar su velocidad y descaro.

El fichaje de Omar es el duodécimo fichaje estival de un Real Avilés que tendrá que dar bajas entre los jugadores mayores de 23 años de los que dispone – Aitor, Miguel, Milio y Rubén Menéndez parecen los descartes más probables -. Josu Uribe tampoco ha negado que se puedan producir más llegadas, “siempre que sirvan para mejorar lo que hay”.