El filial madridista asalta el Cerro del Espino

El Real Madrid se ha llevado la victoria por la mínima hoy ante el Atlético de Madrid. Dani Suárez ha sido el encargado de abrir el marcador en el minuto 70 de la segunda mitad rompiendo las tablas en el Cerro del Espino.

Silvia Álamo twitter de @Silvia_AlamoB @Silvia_AlamoB

Dani Suárez autor del gol en el cerro del Espino. Foto:realmadrid.com

Dani Suárez autor del gol en el cerro del Espino. Foto:realmadrid.com

El Atlético comenzó la primera mitad controlando el partido, sin dejar que el Real Madrid se hiciera con la pelota. Vicente y Nana se encargaron de sacar la pelota jugada y Aquino de conectarse con la delantera rojiblanca, Calero, Rubén y Ndoye.
Iván Calero tuvo en sus botas grandes oportunidades. Una, tras una buena jugada por la derecha, el extremo rojiblanco lanzó el cuero con precisión, aunque acabó atrapándolo el meta blanco, Alfonso. El Real Madrid apenas tuvo ocasiones al contraataque, aunque los fallos de la defensa atlética pudieron ser salvados por Bono, el joven portero marroquí de quien se hablaba que podía ser el sustituto de Courtois.
La segunda mitad empezó con una gran ocasión del Atleti. Esta vez fue Ndoye quien mandó el balón al palo. Una jugada que dio paso a grandes jugadas del equipo blanco. El Madrid tuvo dos llegadas a la portería contraria en las que Bono tuvo que sacar los puños para evitar el primer gol.
Pero el marroquí no pudo hacer nada en el gol de Dani Suárez. Tras un saque de esquina desde la derecha en el minuto 70 el balón acabó en en fondo de la red y el 0-1 iluminaba el Cerro del Espino.
El Atlético buscó el empate. Primero Aquino, tres minutos después del gol, con una doble ocasión muy clara. Lástima que entre los tres palos estaba Alfonso, quien evitó que el balón se colara a toda costa. Después Kader también fijó su meta en el fondo de la portería, pero tampoco acertó entre los tres palos.
El Madrid empezó a controlar la situación, y el balón… Pero en el minuto 90 el Atleti resucitó con un par de disparos que no fueron suficientes. De nuevo Kader y Aquino lo intentaron, de nuevo sin éxito. El gol no llegó y el Real Madrid C se hizo con la victoria.
Los de Alfredo Santaelena no se llevan un buen sabor de boca. Primer partido y primera derrota en casa. Pero lo positivo es que se ha visto a un equipo que va a luchar hasta el final. Muchas caras nuevas y muchas promesas, que seguro dan grandes alegrías a los aficionados.

El Real Madrid C, en cambio, se lleva los tres puntos a casa por la mínima.  El derbi deja claro que va a ser una temporada muy reñida entre los dos equipos madrileños que van a pelear por estar entre los primeros de su grupo