Debut atragantado, en Miramar

Las dimensiones del terreno de juego y el tesón mostrado por el Marino incomodaron, en todo momento, a un Racing de Santander aún en construcción y a la espera de más fichajes


Borja Granero, autor del gol racingista. Imagen: fororecre.com

Borja Granero, autor del gol racingista. Imagen: fororecre.com

El Racing se estrenó esta tarde en la categoría de bronce. Lo hizo en el siempre complicado campo de Miramar y ante un combativo Marino que en ningún momento se conformó con el empate ni dejó de encimar a su rival. El encuentro se desarrolló en tres fases: una primera en la que no existió un dominador claro, una segunda en la que los de Quirós se mostraron superiores, otra con el Racing como dueño del partido y, finalmente, una última en la que se rompió el partido y pudo ganar cualquiera.

Aunque el empate pueda considerarse justo, el conjunto luanquín dejó la impresión de haber puesto más carne en el asador. Quizá porque el hecho de jugar en casa le espoleó, o porque la mayor calidad de los hombres de Paco exigió a los de Quirós un mayor esfuerzo para contrarrestar las habilidades de los visitantes.

La primera ocasión llegó en el minuto seis de partido, con ambos equipos aún conociéndose. Guaya colgó el balón al segunda palo, Álvaro remató de volea, Mario Fernández despejó, Pevida volvió a meter el balón en la “melé” y otra volea, esta vez de David Álvarez, se marchó fuera. El Marino presionó desde el comienzo, pero, poco a poco, el Racing fue liberándose. Durán, pasado el primer cuarto de hora, intentó probar a Dani, por primera vez, pero el balón no encontró portería.

Los minutos finales de la primera mitad, dejaron entrever a un Marino crecido y dueño del encuentro. Alejandro, con un testarazo a la salida de un córner, y Jandro, tras una dejada de cabeza del propio delantero, pudieron adelantar a los de Quirós, antes del descanso, pero un gran Mario lo evitó.

La segunda parte comenzó con la misma dinámica que había terminado la primera – en el primer minuto, Alejandro cabeceó alto un buen centro de Jandro – pero sería el Racing el que se adelantase, cuando Borja Granero conectó un trallazo a la escuadra, tras una dejada de Mariano.

El gol dejó paso a los mejores minutos de los cántabros, que pudieron marcar en un libre directo de Granero y en un testarazo de Oriol que se fue por poco.

La entrada de Titi dio aire y profundidad al Marino, que empató, cuatro minutos después de haber entrado el extremo, con un certero cabezazo de Álvaro Muñiz – aunque, en primera instancia, Mario Fernández interceptó brillantemente el balón -.

La entrada de Koné otorgó verticalidad a un Racing que tuvo dos buenas ocasiones en botas del atacante – una de las cuales acabó con un centro del costamarfileño que acabó besando el larguero -. Álvaro pudo firmar un doblete anotando un gol olímpico, pero Mario lo evitó con una sublime parada.

Finalmente, ambos equipos firmaron las tablas en un partido que pudo haber ganado cualquiera pero que no encontró vencedor final.

FICHA TÉCNICA

Club Marino de Luanco: Dani; Dudi, Omar, Saavedra, Guaya; Espolita, Álvaro Muñiz; Jandro (Titi 60′), David (Pablo Hernández 88′), Pevida; Alejandro (Diego 80′)

Real Racing Club: Mario; Barrio, Oriol, Agustín, Saúl García; Andreu, Borja Granero (Javi Soria 74′); Durán, Miguélez (Luque 85′), Iñaki (Koné 60′); Mariano

Goles: 0-1 Borja Granero, 1-1 Álvaro Muñiz

Árbitro: el gallego Aitor Cid Puga, asistido por José Daniel Rodeiro González y José Ramón Jiménez Alberte, amonestó a los locales Álvaro Muñiz, Dudi, Jandro y Saavedra; y al visitante Saúl García.

Incidencias: Unos 1.500 espectadores presenciaron en Miramar el encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo I de la temporada 2013/14. El encuentro acabó jugándose con luz artificial. Césped en regular estado.