El “4” que no quería nadie

Nico di Biase lució el “4” del eterno capitán


Agustín, celebrando un gol

Agustín, celebrando un gol

Nico di Biase lució el “4” del eterno capitán

Nadie en el seno de la plantilla del Zamora quería lucir el “4”, el dorsal que siempre quedará para Agustín Villar, el fallecido jugador de Peleagonzalo que nos dejaba semanas atrás. Pero el cambio de la normativa por parte de la RFEF que obliga a que los jugadores alineadosjueguen del 1 al 11 forzaba que uno de los jugadores portara el “4”.

No será porque el Zamora no lo haya intentado. Desde que se abriera la recogida de firmas por el #cadajugadorsudorsal, la plantilla del Zamora ha sido la que más se ha movilizado pidiendo la ayuda de la gente para que la Federación se sintiera lo suficientemente presionada como para echar marcha atrás en su intención.

Finalmente, desde Madrid no se dio marcha atrás y en el Municipal de Guijuelo, uno de los once titulares tenía que portar la camiseta de Agustín Villar, su número. Finalmente fue Nico di Biase al que le tocó llevar un número que nadie quería llevar aquel día y que el Zamora quería retirar.

Muchas opciones, mirando el reglamento, tenía el equipo de la perla del Duero para evitar la inscripción de un jugador con el cuatro. La más común, la de dejar una ficha vacía, algo que muchos equipos humildes como el Zamora tienen que hacer por lo ajustado de su presupuesto. Al final fue imposible dejar el cuatro libre.

Un partido especial

El destino quiso que el sorteo del calendario deparara un Guijuelo – Zamora para la primera jornada de liga, aun con el recuerdo de “Agus” reciente. Partido especial en el que se enfrentaban dos de los equipos, dos de los clubes, que con más cariño recuerdan al malogrado futbolista.

Para que el partido fuese especial, los jugadores de uno y otro equipo se fundieron en un bonito homenaje previo al partido al que asistió la familia de Agustín Villar. Un sentido minuto de silencio cerraba el recuerdo en este primer partido. Después, 90 minutos en los que los últimos compañeros de Agustín quisieron dedicarle una victoria.