El Albacete asalta El Palmar

Primera victoria del Albacete Bpié en su primer encuentro con gol en las postrimerías de Rojas a balón parado. El encuentro estuvo igualado por momentos, aunque el buen hacer manchego y los cambios hicieron que los pupilos de Luis César se vuelvan a Albacete con una importantísima victoria.

Hugo Piña twitter de @hugopia24 @hugopia24

Sanluqueño- Albacete. Foto:diario Sanlúcar/5+ED

Sanluqueño- Albacete. Foto:diario Sanlúcar/5+ED

 

Comenzó por fin la temporada para los intereses blancos y lo hizo en Sanlúcar de Barrameda, ante el Atlético Sanluqueño. Encuentro en su primera mitad trabado, donde las llegadas de los hombres de Luis César se contabilizaron en mayor número pero que no llegaron a cristalizar en los metros finales. Miguel Núñez fue el auténtico motor blanco, y es que por él pasaban todos los balones mostrándose muy activo y sobre todo participativo en su zona del campo.

La primera ocasión clara del partido sin embargo fue para los locales, y es que Salvi a punto estuvo de adelantar a los gaditanos. Por fortuna allí se encontraba el capitán del Alba, Fran Noguerol quien sacó bajo palos. El Albacete se mostró en los primeros minutos con mucho criterio, aunque algo falto de intensidad en la zona de enganche. Alrededor del minuto quince, Núñez trianguló bien con Antonio Calle, quien se quedaba solo delante de Ramón, pero su jugada fue anulada por un fuera de juego algo dudoso. Antes de llegar a la media hora de partido, el Sanluqueño tuvo una doble ocasión, y es que Abel Luque se zafó de su par para que Chico no llegara a rematar de cabeza. El jugador andaluz se quejó de forma ostensible por un supuesto agarrón del defensa blanco –hoy de negro.

En los siguientes diez minutos, el dominio de los pupilos de Luis César fue total, y es que las llegadas se iban sucediendo una tras otra. Primero fue Rubén Cruz, quien en el minuto treinta y uno a punto estuvo de batir a la meta local tras una buena jugada personal. Su disparo se marchó por mucho pero el acercamiento daba crédito a los visitantes, quienes apenas habían conseguido llegar a la portería rival. En el minuto treinta y cinco, Salvi cometió una falta clara a Jorge Díaz en la frontal del área, y fue este, el uruguayo quien lanzó un disparo con criterio pero que se marchó por poco. Eran los mejores minutos blancos sobre el césped del Palmar, donde Pol Bueso en jugada a balón parado tuvo otra clara oportunidad de gol. Se esfumaron los mejores minutos blancos y el descanso llegó en Sanlúcar.

La segunda mitad comenzó con los mismos derroteros, con un Albacete muy bien posicionado en el centro del campo pero con dificultades para hacerle llegar balones a Calle y César Díaz. Mientras tanto el Sanluqueño defendía de manera brillante las escasas acometidas visitantes, manejando la pelota a su antojo con Salvi a la cabeza. Jorge Díaz en el cuarenta y siete a punto estuvo ya de inaugurar el electrónico, pero Ramón blocó de manera brillante la pelota. Contrarrestado los hombres de ataque en el Alba, tenían que ser los mediocentros quienes creasen el peligro. El peligro local llegaba en jugadas aisladas -y sobre todo a balón parado, como la que tuvo Chico en el sesenta a centro de Óscar Silva. Corrieron los minutos y los locales se desperezaron con los cambios, fruto de ello a punto estuvo de adelantar Oscar Silva a los locales –aunque su jugada estaba anulada por fuera de juego.

En el minuto setenta, Raul Ruiz se zafó de su par y envió el balón a César Díaz, para quien solo y ante Ramón enviase el balón fuera. Otra de las claras oportunidades de los pupilos de Luis César que no llegaban a cristalizar y que hacía que la desesperación manchega fuera en aumento. La segunda mitad llegó a los instantes finales con un continuo intercambio de golpes. En el setenta y cinco le tocaba dar a los locales, y a punto estuvo Óscar Silva de cristalizar la ocasión. El encuentro era una autentica partida de ajedrez y Raul Ruiz, que salió de refresco en la segunda mitad provocaba una y otra vez el peligro por su banda. Fruto de ello llegó una falta clara sobre él, falta que votó Sergio Molina para que Rojas cabeceara al fondo de la red e instalase el primer gol de la temporada para los intereses blancos. Pero apenas unos minutos después, otro jugador que salió de refresco también tuvo en sus botas sentenciar. Israel Bascón se plantó solo frente a Cristian, pero el esférico no encontró portería. De aquí al final del encuentro las llegadas blancas fueron en superioridad si bien, el criterio mostrado por los andaluces hasta el gol desapareció de un plumazo. Israel la volvió a tener antes de que el colegiado pitara el final del encuentro.

 


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *