Un comienzo duro

Los equipos que ascendieron a Segunda División están sufriendo en este inicio liguero y únicamente el Eibar está fuera de los puestos de descenso cuando se llevan transcurridas cinco jornadas.


El Deportivo Alavés festeja un gol la temporada pasada. (Foto:elcorreo.com)

El Deportivo Alavés festeja un gol la temporada pasada. (Foto:elcorreo.com)

Duro comienzo de liga para los cuatro equipos que el año pasado lograron el ascensoa Segunda División y es que, a excepción de la SD Eibar, que ha parecido cogerle el truco a la categoría y navega en el medio de la clasificación con 7 puntos, el resto de clubes están en puestos de descenso. A los cuatro equipos les está costando cogerle el tino a la competición aunque prometen seguir dando guerra e intentar, como pasara el año anterior, librarse del descenso de categoría.

Deportivo Alavés

El Glorioso volvía al fútbol profesional pero de momento no ha sido capaz de conocer la victoria. Es, junto a Tenerife y Castilla, uno de los tres equipos que no sabe lo que es vencer este año en Segunda División.  la parte positiva de los babazorros es que sólo han caído dos veces, y por la mínima, por lo que la moral de los vascos sigue intacta y confían en lograr en las próximas semanas los tres puntos que les saquen de los puestos de peligro.

CD Tenerife

Las cosas en las islas pintan igual de complicadas que para los babazorros y los chicharreros todavía no han logrado vencer. El cuadro insular ha cosechado dos empates y tres derrotas, lo que les lleva al penúltimo puesto de la clasificación, únciamente por encima de un Castilla que cuenta sus partidos como derrotas.

Real Jaen CF

A los lagartos les está costando adaptarse a la categoría, especialmente en el apartado defensivo donde en cinco jornadas han encajado 12 goles, únicamente superados por el RCD Mallorca. Los andaluces lograron vencer en la cuarta jornada y el resto de partidos han caído derrotados. Especialmente dolorososo fueron los 4-2 que encajaron en la segunda y tercera jornada frente a Numancia y Lugo. Los jienenses deberán mejorar sus registros defensivos para seguir optando a victorias en la categoría de plata.

SD Eibar

La realidad de la vuelta a Segunda División es bastante distinta para los eibarreses que cuentan con 7 puntos a estas alturas y se encuentran en una posición cómoda. Ipurua ha visto como el paso por Segunda B no ha hecho a sus muchachos olvidarse de que durante muchos años fueron uno de los estadios más complicados de la categoría.  Las victorias ante el Real Jaen y el Girona, y el empate ante Las Palmas le sirven a los vascos para haber superado la primera prueba en la categoría.