Crece la enfermería gualdinegra

El equipo médico del líder del Grupo II ha visto como su consulta se ha visto más frecuentada los últimos días


El Barakaldo sufre una plaga de lesiones.

El Barakaldo sufre una plaga de lesiones.

No todo son flores en la dinámica del Barakaldo en este inicio de temporada. Y es que el equipo fabril ha visto como su enfermería se llenaba de jugadores. La falta de costumbre en cuanto a jugar miércoles y sábado, lo blando del césped de Lasesarre en este inicio de campaña y los continuos cambios de superficie de juego han lastrado a los jugadores fabriles.

El último en caer ha sido el capitán de la primera plantilla gualdinegra. Eneko Rubio se rompía en la Ciudad Deportiva del Getafe. Una rotura en el bíceps femoral de una de sus piernas, de 2,5 centímetros de longitud, le dejará fuera del grupo cuatro semanas.

A Jon Orbegozo, delantero fabril, una microrrotura fibrilar le ha dejado fuera de juego. Volverá el lunes al grupo si la ecografía a realizar no muestra problemas.

A estos dos jugadores se suman Arriaga y Mentaka, también con problemas musculares y que volverán en los próximos días al grupo. Ariño, central zurdo de los de Zurimendi, comenzará a entrenar fuera del grupo este próximo lunes.