Modificaciones del reglamento

Como todos los años, con el cambio de temporada entran en vigor unas modificaciones en las reglas de juego. Estas modificaciones se llevan a cabo en las reuniones del IFAB (International Football Association Board), asociación encargada de revisar el reglamento todos los años, y entran en vigor con el comienzo de la nueva temporada, el 1 de Julio.

Una vez se han hecho dichas modificaciones, las asociaciones miembro (como la Real Federación Española de Fútbol) pueden hacer pequeños cambios en la aplicación del reglamento en su ámbito de actuación. Estos segundos cambios se discuten con los árbitros de 1ª y 2ª división en las reuniones de verano, y se circular a través de la circular Nº 3 de CTA.

Este año, los cambios han girado respecto a 3 aspectos del fútbol: las manos, los agarrones y el fuera de juego.

Rafa Ponzo detiene un penalti. Foto: Sportcastillayleon.com

Rafa Ponzo detiene un penalti. Foto: Sportcastillayleon.com

Manos

Aquí donde más importantes son los cambios, y donde más discusiones van a aparecer este año en los partidos. Las instrucciones que se han dado son que se debe amonestar una mano cuando corta claramente el pase a un adversario o un autopase, el jugador se coloca el balón para iniciar un ataque, se marca o se intenta marcar un gol, o se detiene con la mano un balón que se dirige claramente a gol pero sin ser una manifiesta ocasión de gol (para este último caso la diferencia la marca la distancia entre el defensa y la portería).

Además, se ha eliminado la amonestación por mano en caso de aplicar ventaja, ya que se considera que no se ha logrado el objetivo con dicha mano. Quiere decir que si el jugador A hace un pase a un compañero y el jugador B lo toca con la mano para cortarlo, pero acaba llegando al compañero del jugador A al que se dirigía o a otro compañero, se aplica ley de la ventaja y no se amonesta la mano.

Para dejar las cosas más claras, aquí van unos ejemplos:

  • Autopase de A a A -> Tarjeta amarilla
  • Pase de A a B, compañero identificado -> Tarjeta amarilla
  • A utiliza la mano para armar un ataque o tratar de marcar gol -> Tarjeta amarilla
  • A tira a gol y B lo para con la mano sin ser ocasión manifiesta de gol -> Tarjeta amarilla
  • A controla un balón sin peligro con la mano -> No hay tarjeta
  • A pasa un balón a una zona donde hay jugadores de ambos equipos (por ejemplo centro al área) -> No hay tarjeta
  • Jugador corta un pase con la mano pero acaba llegando a un compañero de ejecutor del pase -> No hay tarjeta
  • Jugador toca con la mano un balón que va a entrar a gol, pero acaba entrando -> No hay tarjeta
  • Jugador toca con la mano un balón que va a entrar a gol, pero se le queda a otro delantero que marca -> Tarjeta amarilla
  • Jugador toca con la mano un balón que va a entrar a gol, y lo evita -> Tarjeta roja

 

Agarrones

En cuanto a los agarrones, o mejor dicho, sujetar (agarrar implica la acción de coger, pero sujetar incluye la restricción de movimiento, lo que provoca la falta) se ha cambiado su interpretación cuando se aplica ley de la ventaja. En caso de que un jugador sujete a un contrario para impedir su avance, pero finalmente le suelte y dicho jugador se lleve el balón, el árbitro aplicará ventaja y no amonestará al jugador infractor más tarde. Sin embargo, si el que se lleva el balón es un compañero del jugador agarrado, sí que se amonestará el infractor después de dar la ventaja.

Fuera de juego

En este aspecto, los cambios que se han añadido al reglamento ya se estaban aplicando en España la temporada pasada. Como es conocido, se intenta limitar la interferencia, que es lo que hace que un jugador en posición de fuera de juego sea sancionado por ello.

Para que quede más claro, a continuación se explican los 3 casos en los que se sanciona a un jugador por estar en posición de fuera de juego:

  • Interferir en el juego: significa tocar o jugar el balón que ha sido pasado o proviene de un compañero.
  • Interferir a un adversario: significa impedir que un adversario juegue o pueda jugar el balón. Para ello tiene que obstruir claramente su campo de visión (por ejemplo poniéndose delante del portero) o disputar el balón con él.
  • Ganar ventaja de la posición: significa jugar un balón que se desvía o rebota en un poste, en un travesaño o en un adversario. En este caso, hay que entender que para que un defensa habilite a un delantero en posición de fuera de juego, tiene que jugar el balón voluntariamente. No obstante, puede jugarlo voluntariamente y que por error en el control o en el despeje le llegue a un delantero en posición de fuera de juego, caso en el que no habría que sancionarlo. Hay que tener en cuenta que si un portero hace una parada, eso no significa que sea un mal despeje, y con el fin de que todo quede más unificado, un defensa puede hacer también una parada (se entiende que no con las manos), pero únicamente se considerará parada si lo hace muy cerca de la línea de gol.