Uno sí, uno no

Uno de los equipos que destituía a lo largo de la semana gana y el otro pierde. El Huesca logró darle la vuelta a su situación mientras que el Caudal no sale de su bache


Amaral lograba la primera victoria como entrenador del Huesca

Amaral lograba la primera victoria como entrenador del Huesca

Pese a haberse disputado sólo dieciocho puntos en lo que va de temporada 2013/14, ya han caído tres entrenadores en Segunda B. Dos salían de sus clubes a lo largo de esta última semana: Pablo Alfaro salía del Huesca y Juan Fidalgo hacía lo propio en el Caudal Deportivo de Mieres.

La jornada recién terminada iba a servir de termómetro, iba a servir para observar si la medida tomada por la dirección de estos clubes surtía efecto en lo deportivo y generaba un cambio en la diná,ica de resultados.

En uno sí, pero en el otro no. Contrastes entre los dos casos, aunque también similitudes. El Huesca lograba hacerse con los tres puntos tras la llegada de Amaral y la salida de “El Médico”. Con trabajo, mucho sufrimiento y gracias a errores del rival, los del técnico canario se hacían en Urritxe con los tres puntos, con un juego muy mejorable.

Por su lado, el Caudal Deportivo de Mieres, que hasta el viernes no decidía la salida de Fidalgo, no ha encontrado el giro necesario a su mala racha. Volvían a perder, esta vez en El Sardinero, sin ser rival para el Racing de Santander, que vencía por 3-0 con comodidad.

Lógicamente, nadie espera del cambio en los banquillos una reacción rápida. Los dos conjuntos tienen mucho por hacer, pero sin duda, el Huesca inicia esta nueva etapa con una victoria psicológica que los de Mieres no han sabido lograr.