Diez años de historia

Tal día como hoy hace diez años se inauguraba el Campo de Fútbol de Lasesarre

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Imagen del Barakaldo - Izarra de la pasada temporada (LSB)

Imagen del Barakaldo – Izarra de la pasada temporada (LSB)

Barakaldo siempre ha sido una ciudad de fútbol. Desde 1917 la ciudad contaba ya con equipo de fútbol que haría disfrutar a los suyos con grandes tardes de gloria. Y lo hacía en su casa en el antiguo Lasesarre, un campo de los de antes, en los que se mezclaba el olor a hierba y barro con el del humo de las chimeneas de altos hornos.

La afición disfrutó durante décadas de aquel antiguo campo que se fue deteriorando con el paso de las tardes de fútbol Allí, el conjunto gualdinegro vivió grandes tardes de fútbol, las más grandes del club, en la parte alta de Segunda División.

Los años no pasan en balde para nadie y hace algo más de una década se decidía construir un nuevo campo. Se decía adiós, en muchos casos con lágrimas, al antiguo feudo gualdinegro. El Barakaldo se trasladaba entonces de manera provisional a la Ciudad Deportiva de San Vicente, sede actual de muchos de sus entrenamientos. También vivió allí tardes de gloria.

Una zona renovada

n_barakaldo_cf_una_foto_de_antiguo_lasesarre-20967La zona donde se ubicaba el viejo Lasesarre ha cambiado y mucho. Donde antes se encontraba el campo de Lasesarre existe ahora un moderno polideportivo municipal. También han desaparecido los campos de fútbol de arena donde jugaba un gran número de jugadores barakaldeses. Un parque y calles perfectamente urbanizadas hacen que la zona del antiguo Lasesarre se haya transformado casi por completo.

Sólo quedan las vías, que dividían una y otra parte de Lasesarre y que aun hoy siguen haciéndolo, la ría, una popular discoteca y alguna que otra vivienda antigua que se resiste al paso de los años. De la mano de la transformación que en esta última década ha sufrido Barakaldo, Lasesarre y la calle Murrieta son ahora un reflejo muy cambiado de lo que antes era.

El campo del Paseo del Ferrocarril

Tras unos cuantos meses de obras, Lasesarre, al otro lado de las vías, iba apareciendo. Su calle iba a ser ahora el Paseo del Ferrocarril, lugar en el que se ubican ahora las oficinas del club, que abandonaron el centro de la localidad fabril para emplazarse en el mismo campo.

Lasesarre se ubica ahora en una moderna zona, recién urbanizada y remodelada, el ensanche de Barakaldo. El campo, aun más cercano a las vías, también lo está de lo que fueron las fábricas que fueron el orgullo del pueblo.

Ocupa ahora cerca del doble del suelo que antes ocupaba, en un entorno tranquilo e idóneo para jugar al fútbol y que muchos aficionados disfrutan.

Así es Lasesarre

3. LasesarreLasesarre es un estadio moderno. Inaugurado el 10 de septiembre de 2003 en un partido amistoso que enfrentó a los locales con el Athletic Club (2-3), es obra del arquitecto Eduardo Arroyo.

Cuenta con cuatro sectores divididos por cuatro esquinas en las que se ubican los vestuarios, los almacenes y la oficina. Esos cuatro sectores corresponden a dos tribunas y dos fondos que pueden llegar a albergar a 7.960 personas en total.

Ocupa un total de  9.260 metros cuadrados, aparte de las zonas de parking que rodean el campo de fútbol y un parque de chopos situado junto a la tribuna norte y que corta el aire que proviene de la ría.

Se trata de un campo de hierba natural, con una superficie de juego de 105 x 68 metros. Las modernas características del campo permiten que, en caso de futura necesidad (por ascensos de categoría) el campo sea ampliado o desmontado con facilidad para acondicionarlo a las nuevas necesidades.

Posee amplios vomitorios que permiten la fácil salida de los asistentes. Sus peculiares gradas, cuyos asientos son de diferentes colores, permiten una buena visión del partido desde casi cualquier punto del estadio. No posee columnas ni puntos ciegos.

El campo cuenta con una estructura de hierro por fuera, acompañada de unos relieves en material plástico donde se puede leer Lasesarre y que se iluminan por la noche cuando hay partido. Cuenta con la aprobación de la UEFA para poder celebrar competiciones europeas.

Ha sido ganador de varios premios de arquitectura. El estadio, que ha sufriedo deterioros con el paso de los años, está en estudio para ser repintado, arreglar desperfectos de goteras y dotarlo de mejores equipamientos.

Años grises

Aunque el escenario es idóneo, los años del Barakaldo en Lasesarre son más grises que de gloria. El Barakaldo ha disfrutado de un solo Play Off de ascenso a Segunda en este campo, quedándose dos temporadas a las puertas. En aquel Play Off caían frente al Girona en primera ronda.

También fueron años de dificultades económicas. Los primeros años fueron de impagos a los jugadores y muchas dificultades en las cuentas. Después, años de litigios judiciales aun no resueltos y un descenso a tercera que parecía que iba a dejar al club definitivamente estancado.

Años en los que el campo de Lasesarre veía como perdía fieles año a año.

Cambio

lasesarre 2Sin embargo, el club vive ahora un momento dulce. Recuperada en un año la categoría, el club avanza hacia la profesionalización. Han logrado asentarse en su primera temporada tras el descenso en Segunda B, quedándose cerca del Play Off de ascenso a Segunda B.

De nuevo, Lasesarre contó a final de temporada con muy buenas entradas que invitan a pensar en una nueva era. La dirección actual del club trabaja en lograr aumentar el número de socios de la entidad y mejorar su imagen.

Lasesarre quiere volver a vivir momentos de gloria. Los fabriles quieren crecer y en esta temporada se han depositado muchas ilusiones. La primera: lograr que para 2017 el club pueda celebrar su centenario en la categoría de bronce

Una fiesta

El sábado, ante la mirada de las cámaras de la televisión autonómica vasca, el Barakaldo celebrará en liga ante el Peña Sport el aniversario del club. Quieren que Lasesarre presente una gran entrada y desde el club ultiman los preparativos para el evento.

Los actos a celebrar se anunciarán en estas horas. La entrada única para el partido costará cinco euros, los niños entrarán gratis. Se espera que el sábado Lasesarre celebre con alegría los diez años de historia de su nuevo feudo.