La quinta se fue a Luanco

El Marino de Luanco se hizo esta tarde con su quinta final de la fase asturiana de la Copa RFEF, disputada en Mareo frente al Real Avilés, gracias a un gol de David Álvarez


José Ángel levanta la Copa. Imagen: LaSegundaB

José Ángel levanta la Copa.
Imagen: LaSegundaB

Un gol de David Álvarez, en el quince de la primera mitad puso por delante a los Quirós y serviría para alzarse con la fase asturiana de la Copa RFEF, clasificarse para la fase nacional y hacerse con los 3.000€ de premio – que el club se gastará en una lavadora y una secadora nuevas -. El juego de ambos equipos fue igualado, pero las ocasiones  cayeron del lado luanquín.

La vuelta de Álvaro Muñiz y la presencia de Dudi en el centro del campo fueron las grandes novedades presentadas por el Marino de Quirós – que también alineó como titular a un Carlos Paramio desaparecido en liga -.

El Avilés, por su parte, no presentó grandes novedades en el once. Pero sí en el juego. Los de Uribe salieron con un estilo completamente diferente al expuesto el domingo en el Tartiere. Esta vez, los realavilesinos quisieron el balón desde el principio.

El partido comenzó con el equipo de la Villa del Adelantado mandando y atacando. A los 11′, Ito remataba, en el corazón del área, un centro raso de Gerardo que obligaría a Dani Rivas a sacar una buena mano que sacaría el balón por encima del larguero. Y ahí se acabaría el trabajo del guardameta marinista.

Quince minutos después, en la réplica, David no se tomaría la molestía de picar a la puerta de Davo. Directamente, la tiró abajo. Diego arrancó en la derecha, se fue de Dani López y centró raso buscando al pelirrojo. El ex-sportinguista tiró y marcó – gracias, en parte, a que la pelota fue tocada por Gonzalo -.

Imagen: LaSegundaB

Imagen: LaSegundaB

A partir de ahí, el Avilés no soltaría en ningún momento la pelota, pero el control del partido y las ocasiones serían del Marino – Alejandro dispuso de una buena para firmar el segundo-. Mucha culpa de lo primero tuvo un gran Álvaro Muñiz.

La segunda mitad comenzó con una ocasión de Alejandro. El ex de la UDL recibió un pase filtrado de Omar y chutó buscando el segundo palo, pero una buena mano de Davo despejaría el balón.

La mejor ocasión del Avilés llegó con la entrada de Matías. El canterano del Alcázar de Sama dejó un balón franco, dentro del área, a Omar pero el extremo chutaría fuera. En los minutos finales, Saavedra pudo anotar el 0-2 para el Marino, con un potente cabezazo a la salida de un córner, pero la pelota se marchó desviada.

Resultado justo entre dos equipos que propusieron pero de los que sólo el Marino se acercó a la meta visitante. Los de Quirós consiguen con este triunfo la clasificación para la fase nacional y serán el único asturiano en ella – el Real Oviedo renunció ayer a la misma -.