El Barakaldo tira de efectividad

Los de Zurimendi, sin hacer un buen partido, sobre todo sin balón, consiguieron vencer a un Laudio con muchas lagunas y que encajó casi todo lo que le generaron


Lasesarre presenció la victoria local.

Lasesarre presenció la victoria local.

El Barakaldo se colocaba ayer a la tarde como líder provisional del Grupo II tras su victoria en casa ante el CD Laudio por cuatro goles a dos. Una victoria contundente pero cuyo resultado es más bien engañoso.

Los fabriles no tuvieron tranquilidad hasta el final del partido, una vez anotado el 4-2 final. Sufrieron ante un Laudio muy abierto, que asumió riesgos, y que atacaba con muchos efectivos sin miedo a encajar tanto.

El partido empezaba con juego aéreo y mucha disputa. Con más fallos que aciertos. Pero en esa circunstancia eran los de casa los que mejor nadaban. Pero un motivado Laudio, con seis ex jugadores del Barakaldo en su once titular, impedía que el peligro y la superioridad local llegara a la zona defendida por José Carlos.

Pero poco duraba esa defensa alavesa, ya que Pedro Izurza y Orbegozo iban a protagonizar a los quince minutos el primer gol. La conexión más efectiva del Barakaldo de la pasada temporada volvía a funcionar. El mediocentro enviaba un pase interior a Orbegozo, que cruzaba ante José Carlos. El balón, llorando, terminaba entrando en la portería laudiotarra.

El encuentro pasó a manos de dominio fabril después del tanto. Se vivieron entonces los mejores momentos del Barakaldo y de fútbol en Lasesarre. De ellos iba a llegar el segundo de Orbegozo: una buena jugada rápida y un mejor gesto del punta dentro del área permitía el 2-0.

Tras el descanso, Zurimendi introducía un cambio: Garrido, espeso en la primera mitad y con cartulina amarilla, se quedaba en vestuarios y daba entrada el de Alonsotegi a Eneko Rubio. La dinámica del partido también iba a cambiar. Y es que el Laudio prefirió arriesgar al máximo: el conjunto ayalés llevó al máximo ritmo el partido, sin importarle las imprecisiones, sacando rápido y sin un esquema de juego muy claro.

Pasada por poco la hora de juego, el Laudio obtenía premio. Bermán cazaba un balón que acertaba a golpear hasta las mallas y recortar la distancia en el marcador. Uno de los jugadores del pasado del Barakaldo más queridos anotaba en Lasesarre.

El Laudio siguió apretando y, para evitar los nervios, llegó Arriaga. El delantero lograba, tras una jugada de fe, anotar el 3-1 que servía para instaurar la calma temporal. Arriaga lograba presentarse solo delante de José Carlos, no fallaba.

Pero nada más lejos de la realidad. Y es que Salcedo, batiendo a Serantes por abajo, lograba recortar la distancia y meter miedo a los hombres fabriles. De nuevo llegaba la reacción de un loco Laudio sin miedo a nada.

Eso sí, de nuevo Arriaga, autor como su homólogo Orbegozo de un doblete, ponía cerca del descuento el 4-2 y llevaba la calma a Lasesarre, que veía, ahora sí, cómo los puntos no iban a escaparse. Tres más para un Barakaldo que sigue enganchado arriba, que tiene gol, pero que también tiene mucho trabajo por hacer si a final de temporada quiere disfrutar de una de las cuatro posiciones de honor.

Video | Goles del Barakaldo 4-2 Laudio (EiTB)