Sin punteria

Empate sin goles en la recién bautizada Ciutat Esportiva Dani Jarque. Un mejor Lleida no pudo ser el primero en llevarse los tres puntos de Sant Adrià.


Jaume Mata dispuso de varias ocasiones. Foto: José Raúl González

Jaume Mata dispuso de varias ocasiones. Foto: José Raúl González

 

Difícil visitante tenían los de Manolo Márquez. Se enfrentaban a una de las delanteras más goleadora, con Jaume Mata con siete tantos y Jesús Imaz con otros cuatro, y además con la baja de Ferrán, que no se había perdido ni un minuto de liga. Los cinco primeros minutos del partido nos mostraron un juego sin control ninguno que nos tarjo aproximaciones en ambas areas, sin que acabasen en ocasiones de gol. Pero fue un espejismo, puesto que el Espanyol, con Joan y Héctor en el medio empezó a controlar el juego, buscando las incorporaciones por las bandas de Borja y Clerc.

El Lleida Esportiu durante ese periodo se dedicó a buscar con balones largos al punta Mata, pero sin ninguna opción para el nueve de los de la Terra Ferma. Y aún así, fue capaz de cazar un balón largo, plantarse ante Pau para anotar. El gol fue anulado por un dudoso fuera de juego. Uno de los muchos en los que cayó Mata, jugando muy al borde de la línea defensiva. A partir de ahí, el Lleida empezó a mostrarse muy superior a su rival, adueñándose del esférico a partir de un Molo delante de los centrales. El equipo ilerdense borró del partido al filial perico, e incluso dispuso de la mejor ocasión con un balón de Raíllo rematado sobre su propia portería al travesaño. Solo de una más dispuso el equipo de Manolo Márquez, pero entrando por la diestra, Borja cruzó en exceso el balón.

En la segunda parte el Lleida salió lanzado, acumulando disparos a puerta en los primeros instantes de la reanudación. Toni Seligrat dio entrada a Imaz en busca de su faceta goleadora, y nada más entrar ya probó suerte desde lejos. El Espanyol solo se dejaba ver en ataque en salidas a la contra. Salidas que podían conllevar mucho peligro, pero las imprecisiones en los toques rápidos impidieron a Jairo poder plantarse delante de Pau Torres en superioridad con los defensores.

En los últimos instantes, el juego pareció volverse más loco, y el filial pudo incluso llevarse el partido. Mata e Imaz no llegaron a rematar en las ocasiones visitantes, y por parte local, un recién entrado Mamadou vio como el defensor se cruzaba entre su chute y el gol. Daba la sensación que el primero que marcase se llevaría el partido. Pero nadie logró anotar, y el resultado se quedó igual que como empezó.

FICHA TÉCNICA

RCD Espanyol B: Pau; Pere, Raíllo, Eric, Ruben Duarte; Héctor, Joan; Borja, Xavi Puerto (Canario, 63’), Clerc (Mamadou, 73’); Jairo (Aday, 71’)

Lleida Esportiu TCF: Pau Torres; Barreda, Mario, Biel Medina, Miramon; Molo; Chupe (Pere Milla, 70’), Pau Bosch, Miramon, Didac (Imaz, 59’); Mata

Árbitro: Pérez Peraza (colegio tinerfeño) amonestó a Ruben Duarte (11’), Didac (28’), Eric (42’), Biel Medina (49’), Raíllo (60’) y Mario (89’)