Desafortunado Olimpic

Importante: El CD Olimpic ha comunicado esta misma mañana, después de escribir mi artículo, que la cuenta de twitter que decía ser oficial no lo es, por lo que el gran malentendido viene por una persona que quería jugar diciendo que era el twitter oficial.

La noche del domingo fue una noche convulsa con todas las informaciones que llegaban, de un lado y del otro, sobre el CD Olimpic. Noticias que volaban, qaue corrían como la polvora y que hacían que se comenzara un cruce de declaraciones, un cruce, incluso, de insultos que alejaban lo realmente importante y es que un chaval de 20 años había fallecido. Esa era la triste noticia, la que tenía que haber sido importante y no el cruce de declaraciones que existió después.

Nil Marín defendiendo la portería del Girona. Foto: ABC

Nil Marín defendiendo la portería del Girona. Foto: ABC

Digo desafortunado Olimpic, no por los hechos, que nunca sabremos, porque cada uno cuenta una versión, sino porque el jefe de prensa, o la persona que lleve la cuenta en Twitter, no encontró las palabras adecuadas.

Desconozco si el hecho es como dijo Marc Sellarés, o como dice Rus, desconozco el número de campos en los que se guardó el minuto de silencio o cual es el procedimiento de los de Xátiva a la hora de guardar minutos de silencio. Lo desconozco, como lo desconoceis muchos de los que estáis leyendo ésto, y por eso es complicado juzgar que es exactamente lo que pasó.

El caso es que, desde que acabó el partido, y trás los ataques (fundamentados o no) que estaba recibiendo el club, la persona encargada de llevar la cuenta en Twitter del Olimpic estuvo desafortunado en sus declaraciones de 140 caracteres. Fue quizá eso lo que encendió la mecha, unas declaraciones equivocadas, pero, únicamente unas declaraciones.

Fue un momento de calentón probablemente, un momento que enfadó a mucha gente, pero sólo fue un momento desafortunado. No dudo de la profesionalidad de esa persona ni de que, finalmente el Olimpic quiso hacer lo mejor posible en éste caso. Las palabras fueron equivocadas, incluso, de mal gusto. Pero, el hombre yerra y su virtud es saber rectificar y así, al menos desde twitter, ha sucedido.

Sobre el minuto de silencio, no sabremos nunca quien tiene razón, porque cada uno contará una versión de los hechos, y realmente, me da igual. No creo que haya que estirar más esta polémica, no se lo merece la familia del Girona, ni nadie. Olvidémoslo ya, y que cada uno en su interior haga lo que crea, guarde su minuto de silencio o recuerde como crea conveniente a Nil.

Descansa en paz, Nil.