De primero: el líder

El Caudal logra su primera victoria ante el CD Ourense, líder del Grupo durante las últimas jornadas


Domenech abrió la alta. Imagen: Caudal Deportivo | Víctor Paniagua

Domenech abrió la alta.
Imagen: Caudal Deportivo | Víctor Paniagua

Parecía el partido menos factible para empezar a ganar pero el conjunto mierense consiguió la victoria ante el primer clasificado. Nueve jornadas y un entrenador después de haber empezado la liga, los de Zúñiga consiguieron vencer.

El Ourense no lo puso nada fácil, aunque comenzaron avisando los locales, pese a las bajas. Hasta cuatro titulares no pudieron ser alineados por Luisito, pero el líder no lo pagó. La movilidad de los tres hombres de ataque – Iker Alegre, Óscar Martínez y Gustavo Souto – se convirtió en el gran problema de la defensa minera durante la primera mitad.

Aunque el control del juego fue alterno, las ocasiones más claras cayeron del bando visitante, en el primer acto. Un par de acciones de Óscar Martínez, en las que se quedó solo ante Bielsa gracias a dos grandes asistencias, que acabaría sacando la zaga con el madrileño batido, un córner que rechazó el arquero por dos veces – la primera a testarazo de Moisés y la segunda a remate del propio Óscar – y un par de disparos que se marcharon rozando la cepa del palo pudieron haber puesto en ventaja a los de Luisito. Pero hoy no era el día del conjunto galego.

El segundo tiempo comenzó con una gran ocasión de los ourensanos. Gustavo Souto lanzó una contra por el carril derecho y centró al área pero Adrián Cruz, solo y con tiempo para matar a placer, chutó contra el cuerpo de Bielsa. El Caudal no espero y replicó con otro contrataque. Borja Navarro combinó, en el área, con Richard y este con Míchel para que recortase y chutase rozando la escuadra.

La ocasión enchufó al Caudal y a Michel, que, tan sólo un minuto después, capitanearía una gran jugada por la izquierda que terminaría con un pase raso al corazón del área, buscando a Borja Navarro. El delantero tocó de espuela pero no lo suficiente como para mandar la pelota, que salió besando la cepa del palo, a la red. Con los mierenses creyéndose que podrían ganar, Nacho Méndez, de cabeza, puso a prueba a Pato, tras un centro medido de Pablo Agudo, pero el meta respondió con una gran mano.

Casi en el 70′, llegaba el primer gol de la noche. Una buena combinación acabó en pase a la frontal para Borja Navarro y en asistencia de este a Domenech para que el ex-atlético, de volea, la mandase al fondo de las mallas. Apenas diez minutos después, el propio Domenech botaría una falta que Borja Navarro cabecería a la red para relajar unos últimos minutos que se antojaban agónicos para los locales. Casi al final del partido, el Ourense se quedaba con diez por roja directa a Adrián Cruz.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *