Máxima urgencia

Alerta máxima en Sariñena y Córdoba “B”, los dos únicos equipos de Segunda B que aun no han ganado en lo que va de temporada 2013/14


El Córdoba B no recuerda qué es ganar | Imagen: Cordopolis

El Córdoba B no recuerda qué es ganar | Imagen: Cordopolis

Alerta máxima en Sariñena y Córdoba “B”, los dos únicos equipos de Segunda B que aun no han ganado en lo que va de temporada 2013/14

No se puede aplazar más. Crisis es la palabra que rodea al entorno de la primera plantilla de Sariñena y Córdoba “B” tras pasar las primeras doce jornadas de liga sin conocer la victoria. Más de mil minutos sin ganar y aun con la sensación de que lograrlo será difícil a corto plazo. O, al menos, lograr una racha de resultados positivos que cambie el color de la actual situación.

Mil ochenta minutos, exactamente, son los que unos y otros acumulan y que nos hacen recordar la trayectoria de Osasuna Promesas y CD Marino la pasada temporada. Los dos terminaron descendiendo a Tercera División.

Equipos que, aun siendo diferentes, comparten rasgos. Los dos son recién ascendidos a Segunda B y cuentan con la inexperiencia que suele acarrear un inicio más complicado de lo esperado. Los dos tienen problemas en la continuidad en su juego y también los dos han decidido prescindir de los servicios del entrenador que iniciaba en el equipo la temporada presente

El Sariñena sigue sin ganar

El Sariñena sigue sin ganar

Sariñena: sin gol no hay victoria

El gol se paga, dicen los que trabajan en los despachos en la confección de las plantillas. Y esto lo sabe mejor que nadie el Sariñena, que como equipo humilde ha tenido que tirar de jugadores de un entorno cercano, en muchos casos sin experiencia previa en la categoría, para afrontar este año.

Y la falta de experiencia o de medios se nota más aun en la zona ofensiva. El equipo aragonés se muestra como un equipo al que le cuesta demasiado hacer gol y sin ese ingrediente es difícil ganar partidos.

Han marcado tres goles en los doce partidos disputados, una cifra más que insuficiente. Marcan un gol cada 360 minutos, es decir, cada cuatro partidos. Goles los marcados que, eso sí, les han servido para sumar puntos. En total acumulan cuatro, logrados en sendos empates.

El equipo oscense se muestra cada vez más débil en defensa. Ha encajado un total de 19 goles, cifra que ha ido aumentando con el paso de las jornadas, cada vez pesa más el no marcar y el no ganar. Tienen ahora mismo la salvación a nueve puntos de distancia.

Córdoba “B”. Problemas en defensa

El Córdoba “B” llegaba a Segunda B casi de rebote. Cuando la dirección deportiva del club ya pensaba en una nueva campaña en Tercera División, la noticia de la baja del Xerez les metía en Segunda B. Borrón y cuenta nueva en una planificación que, además, está muy pautada en un filial.

Y el salto de categoría, inesperado, está siendo duro para los jugadores de este filial. Aun no se han adaptado a la competición en Segunda B. Cuesta hacerse al ritmo, corregir errores y afrontar debidamente los encuentros.

Los filiales suelen ser, por lo general, equipos ofensivamente ricos, con jugadores creativos, pero a los que les cuesta cerrar bien atrás. El filial cordobesista tiene este problema. Los goles que anotan no son suficientes para compensar el efecto que producen los que encajan. Suman un total de nueve tantos a favor, un dato insuficiente, también. Pero más inservible aun si se mira al dato de goles en contra del filial: veintiún goles en contra en doce encuentros.

Este dato nos dice que el Córdoba B recibe gol cada 51 minutos y medio, saliendo casi a dos tantos encajados por encuentro. Y con esa cifra es difícil lograr victorias. Más aun si marcar goles también cuesta. Hoy por hoy, sin haber logrado victoria, el Córdoba B suma cuatro puntos, al igual que el Sariñena.

No son colistas gracias al punto logrado de manera inesperada ante el Cádiz en la visita de los amarillos en esta última jornada de liga.

Para estos dos equipos, la temporada se ha complicado desde un inicio. La reacción es necesaria, pero los errores a corregir son aun muchos. Una nueva semana se afronta en el seno de estos dos clubes, que tratarán de ponerse el mono de trabajo en sus entrenamientos para poder salir del pozo en el que se encuentran.