Pleno de victorias en casa


Dieciocho puntos de dieciocho posibles en el Municipal. Foto: golcat.com

Dieciocho puntos de dieciocho posibles en el Municipal. Foto: golcat.com

La UE Llagostera presenta unos números inmaculados en su estadio Municipal esta temporada. Después de la derrota del Granada B esta jornada en casa, el equipo de la provincia de Girona queda como único equipo de la categoría que lo ha ganado todo en casa, a la altura de dos grandes de nuestro futbol como Atlético de Madrid y Barcelona.

 

Seis victorias en seis partidos. El Llagostera no ha dejado escapar ni un solo punto en su campo. A pesar de que por el estadio han pasado equipos de la zona alta como Villarreal B o Lleida Esportiu, ninguno ha sido capaz de llevarse un solo punto. Trece goles a favor acumula el equipo de Lluís Carrillo en su estadio (2’17 goles por partido) habiendo encajado solo cinco tantos en contra (0’83 goles por partido). Solidez defensiva junto a una buena pólvora arriba. Y goles no concentrados en un único jugador. Enric Pi, Pitu y Salva Chamorro acumulan tres tantos, por dos de Marc Sellarés. Finalmente, el joven Nuha y Eloy Gilan suman un tantos más.

Pero, cuando el equipo se desplaza fuera de casa, se ve claro que le cuesta mucho más sacar sus partidos. Este domingo, el equipo ganó su primero partido como visitante, en un campo difícil como es El Collao. También hay que tener en cuenta que el equipo ha visitado estadios difíciles (aunque casi todos lo son en esta categoría) y solo ha perdido en el campo del líder, Magaluf, y en el tiempo de descuento. Esta disparidad de resultados se puede dar por las reducidas medidas del terreno de juego. Cualquiera que siga el grupo tercera de nuestra categoría de bronce habrá escuchado que el Llagostera juega en un “futbolín”. Y de hecho solo hay un campo más pequeño en el grupo, y ese es el Polideportivo Manises, del Huracán, justamente un equipo que hace más de año y medio que no pierde en casa. Las medias del Municipal son de 95×60, por las 85×55 de Manises. Ningún otro campo del grupo es más corto de 102, ni más estrecho de 60 metros.

Pero evidentemente, reducir todo al terreno de juego sería estar mintiendo. Oriol Alsina y Lluís Carrillo han juntado un gran equipo que cada domingo se enfunda la camiseta azulgrana con las ganas de seguir ahí arriba. Con la modestia de un pueblo detrás, que aunque no consiga desplazar mucha masa social al campo, no le quita la ilusión a estos grandes jugadores. Moragón lo ha jugado todo en portería, encajando solo nueve tantos en lo que va de temporada, a 0’75 por partido. Evidentemente, esto no es solo mérito del gran portero, si no que una sólida defensa se encuentra delante de Moragón. Vallho no se ha perdido ni un solo minuto en el eje de la zaga. Lobato, Barón y Aimar son los siguientes defensores con más minutos disputados, aunque muy repartidos.

La línea del medio campo es donde se inicia el buen juego que ha llevado a anotar 17 goles esta temporada, estando con los equipos más goleadores del grupo. Tarradellas, desde la banda, ha participado en todos los partidos, y junto a Ramón Masó (centrocampista con más minutos) Tito Ortíz y Jordi López son los jugadores con más minutos disputados. Pitu también es pieza importante en este medio campo, con un guante a balón parado y ya con tres goles anotados, justamente los tres en casa. En la muy utilizada línea de tres medias puntas, junto a Tarradellas destaca Eloy Gila y Fullana, con unos setecientos minutos por cabeza. El punta indiscutible parece ser Salva Chamorro, delantero con más minutos, y quinto jugador con más minutos, que una vez enchufado ya ha anotado cuatro dianas. La necesidad del equipo de en ocasiones jugar con dos puntas, ha llevado a encontrar muchos minutos para Sellarés, Enric Pi en su nuevo rol de delantero (dos y tres goles) e incluso la aparición del joven Nuha, con gol incluido.

Un gran equipo que ha hecho inexpugnable su campo. Un equipo adaptado a su terreno, donde todos los equipos que van, acaban sufriendo y cayendo ante su rival. Y qué mejor que un dato tan halagüeño ante lo que se nos viene este fin de semana. Y es que volvemos a tener un derbi gerundense en la categoría. Este fin de semana el Olot es el equipo que visita el Municipal de Llagostera. Se prevé desplazamiento de casi un centenar de la garrotxa, que darán auténtico colorido a una grada falta de aficionados. Y no será por el equipo, puesto que los resultados no paran de llamar para que el aficionado se desplace cada dos semanas al campo. Y si encima el equipo empieza a ganar lejos de casa, puede que este equipo no tenga meta.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *