Miguel Zurro deja de ser entrenador del Prat

El presidente ha anunciado en una rueda de prensa en el Municipal Sagnier que el entrenador y el director deportivo abandonan sus actividades.

Pedro Tovar twitter de @SrKlent @SrKlent

Miguel Zurro en su presentación como entrenador de la AE Prat. Foto:laxarxa.com

Miguel Zurro en su presentación como entrenador de la AE Prat. Foto:laxarxa.com

Luis Quiñonero, presidente del AE Prat, ha anunciado esta tarde en una rueda de prensa urgente que él mismo ha convocado, que el entrenador recientemente incorporado, Miguel Zurro, y el director deportivo, Juan Manuel Barroso, dejan su actividad en sus respectivos cargos.

El motivo de este cese es que no se puede hacer frente económico al cuerpo técnico, por lo que ambos abandonan el club después de haberse incorporado el martes pasado.

El presidente notificó la noticia al entrenador y al director deportivo el pasado viernes, pero se ha querido esperar hasta hoy, después del partido que jugaron en el día de ayer contra l’Hospitalet y que perdieron por 0-5, para hacerla pública.

En la rueda de prensa se ha comentado que la alta cifra que supuso la liquidación del contrato del antiguo entrenador, Agustín Vacas, ha sido la clave para tomar esta decisión.

Además, Quiñonero ha dicho que la plantilla se había mostrado ilusionada con el nuevo proyecto deportivo, pero que las circunstancias son las que son y se han de aceptar.

El finiquito de Vacas es uno de los problemas de esta situación

El finiquito de Vacas es el causante de la situación según Quiñonero

Por su parte, el propio Agustín Vacas ha comentado en elpratradio.com que no es cierto lo que se ha dicho, y que él no quiere hacer ningún mal a un club en el que ha estado vinculado durante ocho años.

Hasta el momento, el puesto en el banquillo aún no está decidido, pero Quiñonero ha comentado que “tiene que ser una persona cercana que conozca la situación”. Asimismo, ha explicado que se eliminará el puesto de director deportivo.

La decisión y el grave problema económico del club abre el debate sobre el futuro del mismo, ya que tiene como aliciente agravante el mal aspecto deportivo que está teniendo el equipo esta temporada.