Rubén López: “es bueno moverse a países que necesitan aire fresco”

Uniendo grandes distancias, uniendo continentes, hemos hablado con Rubén López, uno de esos muchos -cada vez más- futbolistas que abandonan España para buscar un futuro mejor o nuevas experiencias lejos de nuestra tierra. Por unas razones u otras, nos abandonan cada año más jugadores en busca de un giro en su carrera.

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Rubén López, de Segunda B a Hong Kong

Rubén López, de Segunda B a Hong Kong

Rubén salió hacia Hong Kong, donde ahora juega. Lo hace para el Southern, un equipo que está en expansión y que cuenta con acento español. Antes, Rubén López (09-07-1979, Barcelona) vivió lo más amargo del fútbol en equipos como el Palencia, que acabó desapareciendo y con sus jugadores sin ver el dinero que les correspondía por su trabajo.

También ha jugado en Terrassa, donde saboreaba la Segunda División, Vecindario o Melilla, entre otros. Un día decidió coger las maletas y salir de nuestro país. Nos relata su rica experiencia.

Después de pasar un tiempo por Hong Kong ya puedes hablarnos con criterio. ¿Qué tal vive Rubén López en Hong Kong?

Vivo muy bien, Hong Kong es una ciudad con mucha gente de fuera como es mi caso y tiene de todo para hacerte sentir bien. Vivo muy tranquilo en un hotel en una muy buena zona en el centro y no puedo pedir mucho mas, al principio te choca un poco el cambio cultural, pero con la mente abierta y dispuesto a enriquecerte en todos los sentidos vives genial. Siempre echando de menos a la gente querida en España y en mi caso muy mucho la comida, aunque no me puedo quejar de la comida que tengo en el hotel que para nada se parece a la típica China.

565823_10201559302616826_371417493_nY puestos a hablar, hablemos del idioma.

Si el idioma es un gran impedimento cuando sales fuera de tu país, en mi caso que soy una persona bastante introvertida, puesto que cuesta mas hacer bromas con los compañeros de equipo, dialogar fluidamente con ellos y con el entrenador ha resultado algo costoso. Aquí de todas maneras no me puedo quejar, el Cantonés que es el idioma que usan y con el que se relacionan ni lo entiendo ni creo que lo haré nunca, pero nos traducen en Inglés y ahí si que he mejorado bastante y tengo un nivel para defenderme bastante bien, aunque podría ser mejor si no fuéramos tantos españoles en el equipo, porque al final creo que los chinos hablaran antes español que al contrario.

Cada día se ven en España más reportajes en televisión que nos muestran como emerge el fútbol en el continente asiático. ¿El fenómeno es tal?

En la liga que me encuentro no tiene nada que ver con la china, donde a base de mucho dinero y fichar a grandes estrellas la mayoría en el ocaso de su carrera, están creciendo mediáticamente. Aquí en Hong Kong es un poco distinto, el fútbol es un deporte minoritario y la gente no le presta demasiada atención hasta el momento a la liga, aunque en esta temporada se están haciendo cosas por parte de la federación de aquí para intentar que sea más conocido. Creo que el proceso será bastante lento e imagino que con la llegada de más jugadores extranjeros, e incluso técnicos, todo mejorará, pero siguiendo un ritmo lento, será bastante despacio porque lo que si he visto en este tiempo es que los Chinos son bastante reacios a los cambios y bastante desconfiados.

Llevas ya lejos de España una temporada y lo que llevamos de esta actual. CHáblanos de tu adaptación a otra cultura y a otro tipo de fútbol.

Al principio fue muy difícil, hasta el punto de querer abandonar al poco de llevar y única y exclusivamente era el tema deportivo el que me hacía tomar esa decisión. Llegué a un equipo nuevo en la primera división de allí, con una manera de trabajar muy distinta a la de aquí, todo mucho mas amateur en todos los sentidos; parecía que allí solo nos importaba las cosas a los que veníamos de fuera y así no podíamos sacar eso adelante, éramos los primeros extranjeros en el club y todo el mundo te miraba con lupa, todo lo que decíamos y hacíamos. Y trabajar así se hacía muy difícil. Ahora por suerte todo ha cambiado, de hecho al poco tiempo ya cambió y pasamos a ser uno más y a gozar de la confianza de todo el mundo. En cuanto a la vida fuera del fútbol ahí no hubo ningún problema de adaptación, por suerte he tenido facilidad para adaptarme a todos los sitios donde he estado.

“Hay agentes que te pueden confundir”

España está siendo un exportador de fútbol a todos los niveles. Modelo, materiales, ideas y, sobre todo, futbolistas. ¿Son muchos los que se atreven a cambiar España por China?

Considero bueno que la gente española se atreva a cambiar a países como Hong Kong donde hace falta aire fresco y nuevo para que pueda mejorar todo y como no jugadores y técnicos con ideas distintas a las que allí están acostumbrados. Creo que si fueran muchos los que cambiasen, no solo por la experiencia que es totalmente recomendable sino por la situación que vive el fútbol en nuestro país, sobretodo en categorías modestas, disfrutarían. Aunque no es nada fácil, actualmente existen más que nunca “agentes” que dicen que te pueden colocar en este o en otro sitio y lo único que hacen es confundir al jugador. Lo que hay que dar es con la persona adecuada e informarse sobre dónde vas a ir. Por ejemplo, en Hong Kong la entrada de extranjeros se limita a seis por equipo, de los que solo pueden jugar cinco, esos detalles son los que tiene que conocer el jugador antes de ilusionarse con la salida.

1082191_10201447477941279_200483036_n

¿Qué nos puedes decir del  Southern District RSA?

El Southern es un equipo humilde con una afición muy fiel. Aunque no son muchos, son ruidosos. Ascendió la temporada pasada y se encontró en una liga “profesional”;  en segunda solo entrenaban una vez por semana, y pensaron en un principio que conmigo y un chico español que jugaba de portero era suficiente para mantener la categoría y afortunadamente luego vinieron Dieguito y Jonathan Carril, además de algún otro jugador local, e hicimos una temporada sensacional acabando cuartos y jugando la previa de la Copa AFC contra el Kitchee, algo histórico para el club.

Esta temporada hemos mejorado un poco pero los cambios llegan muy despacio para lo que requiere el fútbol, aunque creo que con paciencia y la ayuda que le podemos aportar los jugadores españoles en todos los sentidos en unos años podemos tener un Southern no a la altura del Kitchee, que está trabajando muy bien el fútbol base desde hace unos años, pero sí cerca.

Rubén López es un futbolista con la maleta siempre a su lado. No es tu primera experiencia lejos de casa. Antes ya pasaste por Austria tras salir del Melilla, otro tipo de fútbol. Pero, ¿con qué te quedas, Hong Kong o Austria?

Deportivamente, sin duda, Hong Kong a nivel de compañerismo, dado que en Austria me encontré un equipo roto en el tema de vestuario y prácticamente descendido.

En cuanto a vida en los dos he vivido muy bien pero Austria es precioso, está más cerca de casa y la gente era muy respetuosa y amable el único pero el idioma que era Alemán, no tan complicado como el Chino pero casi.

“En Palencia, ya desde el primer día, no nos pensaban pagar”

Tuviste que vivir, por desgracia, un mal año en tierras palentinas, justo en la temporada de la debacle económico-institucional del Palencia. En aquel año practicamennte todo lo que le sucedió a los palentinos fue malo ¿Cómo vivisteis aquel año en el vestuario?

Muy mal, puesto que ya nos engañaron al firmar. No nos pensaban pagar desde el primer día. Además allí había compañeros de otros años que llevaban tiempo sufriendo impagos y parecía que cada uno de los jugadores pensábamos y luchábamos por una cosa distinta, es entendible, cada uno tendrá su situación personal. Aunque me quedo con las cosas positivas que también las hubo, aunque esa división de antiguos y nuevos pasó factura.

1396403_10201859486121226_1353466626_n-2Suponemos que un año tan duro como aquel de Palencia facilita que las ganas por salir aumenten…

Claramente sí, y eso es lo que le está pasando a muchos jugadores que se quieren marchar simplemente por la seguridad de cobrar al día.

Aunque mi caso era también muy peculiar ya que buscaba otra experiencia fuera para alargar mi carrera y tenía excompañeros en Hong Kong. Mi reto era ir allí, me llamaba mucho la atención.

Cada día se debate más sobre la viabilidad y el futuro de una categoría como la Segunda B. ¿Es el modelo el correcto?

Para mí no, si nos fijamos en otras ligas potentes, caso de la inglesa y la Alemana, la tercera categoría es de un grupo único y considero que es mejor. Haría una tercera categoría con unos 22 equipos que sean o intenten ser solventes, sin filiales, y una cuarta categoría que sería parecido a lo que es ahora la tercera, sin play-off de tercera a segunda y sí o sí una liga de filiales.

¿Sigues aun lo que sucede en la categoría?

Por supuesto aunque por la diferencia horaria no es fácil, sigo los partidos del domingo por la mañana y el lunes le doy un repaso a clasificaciones y resultados.

El Retorno de Rubén López a España. ¿Llegará pronto?

Creo que sí pero en vacaciones y para visitar a la familia, (risas). Deportivamente espero terminar en Hong Kong el día que yo me canse o ellos se cansen de mí y quién sabe si poder seguir mi carrera vinculado al fútbol. Aunque en nuestro deporte el futuro es tan incierto, espero que sea así y volver a España lo más tarde posible.