Dificultades en el norte

Las lluvias caídas en todo el norte de la Península durante toda la semana y las que se esperan hasta el fin de la misma complican el trabajo de los clubes


IMG_1599

El primer temporal de cierta relevancia en España se hace notar en los campos de bronce. Especialmente en los del norte, donde las lluvias están siendo muy abundantes y concentradas durante las veinticuatro horas del día. Está siendo especialmente difícil la situación en el País Vasco, donde en los últimos tres días se han registrado concentraciones de lluvia importantes.

En los tres días de semana se han acumulado ya un total de 200 litros por metro cuadrado en algunas localidades del País Vasco, una cifra a la que los campos de fútbol y sus drenajes no pueden hacer frente. Además, se espera que en los próximos días esta cifra aumente: entre el jueves y el viernes podrían acumularse otros 120 litros por metro cuadrado.

Los clubes ven como sus campos poco a poco van perdiendo su imagen de invierno y dan la bienvenida al barro. En el partido que Laudio y Athletic jugaban el miércoles en Ellakuri, el campo comenzó a ponerse pesado al final del encuentro, aunque aguantó.

Son muchos los equipos que están evitando pisar sus campos, cuidándolos con el mayor mimo. Han trasladado sus entrenamientos a campos de hierba artificial, a fin de preservar el estado de la hierba. El Real Unión, por ejemplo, decidía suspender el amistoso que iba a jugar contra la Selección Vasca Amateur para conservar el césped del Stadium Gal.

La Federación Vizcaína de Fútbol ha recomendado extremar la precaución durante los dos próximos días y recomienda suspender los entrenamientos de los equipos de cantera si la situación se complica. En un principio, el temporal se debilitará el fin de semana, por lo que la jornada no corre peligro.