El Tartiere sería cerrado


Imagen del calentamiento

Imagen del calentamiento

El campo del Real Oviedo será cerrado durante un tiempo a determinar tras producirse reincidencia

El Carlos Tartiere sufrirá, si la Federación Española de Fútbol y la Comisión Antiviolencia aplican la normativa vigente, tras el lanzamiento al árbitro de un petardo y decretarse la suspensión del Real Oviedo – Racing de Ferrol, tal y como ha confirmado ya el colegiado.

El Real Oviedo, que estaba apercibido tras los incidentes registrados en el encuentro ante el Zamora, donde unos aficionados arrojaron al campo dos latas y un brick de cartón, sufrirá el cierre de su campo, en un principio. El Racing de Ferrol tendrá que regresar a la capital asturiana para disputar los minutos restantes en una fecha y hora que los dos clubes deben tratar de acordar.

En cuanto al partido, en un principio y aplicando lo escrito en la normativa, será reanudado a puerta cerrada, comenzando así con la sanción. Aparte de el cierre, que ya supone dejar de ingresar dinero para el Real Oviedo, el incidente registrado podría suponer una importante multa económica. Después, una vez identificada la persona autora del lanzamiento, la entidad azul podría abrir acciones legales contra ésta para reclamarle la cantidad económica que tenga que abonar a la Federación en concepto de multa.