Algo falla en el Tudelano

La salida de José María Lumbreras es una de las posibles razones de la mala marcha deportiva en la actual campaña liguera


Imagen del Tudelano -Barakaldo de la pasada temporada

Imagen del Tudelano -Barakaldo de la pasada temporada

Sólo hay que ver la actual situación del Tudelano en la tabla para darse cuenta de que algo no va bien. Con más de la mitad del bloque constituido y conservado desde la pasada temporada, el decimoctavo lugar sorprende a más de uno en este grupo II. Y es que si por algo se caracterizaba el conjunto navarro era por su intensidad y alegría jugando; nada que ver con lo que observamos esta temporada.

A estas alturas de liga, el Tudelano se situaba la pasada campaña con 24 puntos, nueve más que en esta y situándose en octavo lugar. Los 15 puntos con los que cuenta en el casillero actualmente, son el reflejo de la situación tan complicada que vive el equipo.

Seis han sido sólo las caras nuevas: Victor Bravo, David González, Damián, Iñigo, Barbosa y Aitor Pons; sin embargo, el once titular era muy similar por lo que no se entiende este notable cambio de una temporada a otra.

El único cambio importante que se ha dado ha sido el del técnico. La marcha de José Luis Lumbreras a la dirección técnica de la Real Sociedad, provocó movimiento en el banquillo navarro con la contratación de Juan Carlos Beltrán como sustituto. La idea de dejar a Íñigo Valencia, segundo de Lumbreras, como ayudante de Beltrán, daba a entender que la línea a seguir debía ser la misma que en años anteriores.

El entrenador de Mallén procedía de las categorías inferiores del Real Zaragoza, aunque tenía experiencia como técnico en tercera división. Se trata de su estreno en la división de bronce y parece que se le está atragantando con el paso de las jornadas.

El Tudelano necesita volver a la dinámica de la pasada temporada, si no se verá abocado a una pelea con la que no contaba: la del descenso. El Peña Sport, uno de los equipos más débiles del grupo hasta la fecha, logró vencerle 3-1 en el derby navarro y este resultado no hizo más que cuestionar lo que tiempo atrás viene preocupando al entorno tudelano: algo falla en el equipo y urge encontrar la respuesta.