Los morosos no podrán fichar

Aquellos clubes denunciados que no abonen su deuda con el denunciante no podrán fichar en el mercado invernal


El Palencia es uno de los equipos que han desaparecido por culpa de los impagos.

El Palencia es uno de los equipos que han desaparecido por culpa de los impagos.

La Federación Española de Fútbol y la AFE, que forman la Comisión Mixta de Segunda B han recordado a los clubes denunciados que no podrán fichar en el próximo mercado invernal que se inicia el próximo dos de enero. Los clubes no podrán dar nuevas altas federativas, pero sí pueden producirse salidas.

Hay que recordar que han sido un total de veinte los clubes denunciados, un cuarto de todos los equipos de Segunda B, por lo que, de no hacer frente a sus deudas, una parte importante de clubes se podría quedar sin participar en el mercado invernal.

La Comisión recuerda esta circunstancia a los clubes que continúen denunciados tras presentar sus alegaciones y estas sean rechazadas, un dato que suele olvidarse en los clubes morosos. Pero la norma deberían conocerla sin que la Comisión lo advirtiese, ya que la podemos encontrar en el Reglamento General de la RFEF, en su edición de esta temporada. También se recuerda que los jugadores que no perciban sus cantidades correspondientes pactadas podrán abandonar su actual club y fichar por otro.

Artículo 192. Requisitos económicos de participación.
1. A las 12:00 horas del último día hábil del mes de junio de cada año, los clubes habrán de tener
cumplidas íntegramente, o debidamente garantizadas a satisfacción del acreedor, sus
obligaciones económicas contraídas y vencidas con futbolistas, con técnicos o con otros clubes,
reconocidas o acreditadas, según los casos, por los órganos jurisdiccionales federativos o por las
Comisiones Mixtas. Igualmente deberá acreditarse el cumplimiento de las sentencias firmes
dictadas por Juzgados o Tribunales del orden social de la jurisdicción, y cuyo objeto no pueda ser
tratado bien por los órganos federativos, bien por las Comisiones Mixtas.
En lo que respecta a las deudas con futbolistas profesionales de clubes afiliados a la Liga Nacional
de Fútbol Profesional se estará a lo dispuesto procedimental y temporalmente en el Convenio
Colectivo suscrito, en su caso, entre la referenciada Liga y la Asociación de Futbolistas Españoles.

Idéntico cumplimiento será exigible el día anterior al inicio del segundo período de inscripción
reglamentariamente establecido.

Asimismo, los clubes deberán estar al corriente de sus débitos con la Real Federación y con las de
ámbito autonómico; y, en general, de cualesquiera otros derivados de la relación deportiva que
quedan fuera del conocimiento por parte de los órganos a que hace referencia el primer párrafo,
si bien, respecto de estos últimos, se aceptará la fórmula del aval.

2. El incumplimiento de las obligaciones económicas con los futbolistas en el plazo que establece
el párrafo primero del apartado anterior, determinará, según los casos y fechas reglamentaria o
convencionalmente previstas:

a) Tratándose de equipos de Primera o Segunda División, se estará a las fechas y a lo
determinado en el Convenio Colectivo suscrito entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional y
la Asociación de Futbolistas Españoles, en cuya virtud la sociedad que incurra en morosidad
a 31 de julio quedará excluida de su adscripción al primero de dichos organismos.

El equipo en cuestión podrá competir en Segunda División “B”, salvo que ya hubiese
descendido a ésta por su puntuación, en cuyo supuesto, si no cumpliese el requisito de
satisfacer lo debido, no podrá competir en tal categoría, quedando integrado en la Tercera.

b) Cuando el equipo moroso fuera de los que militaron en Segunda “B”, no podrá participar
en la que, por su puntuación, hubiera quedado integrado al término de la temporada
anterior, pudiendo sólo hacerlo en la inmediatamente inferior.  […]

e) Los clubes tendrán derecho a que se les expidan licencias de futbolistas para competir en
la división o categoría a que queden definitivamente adscritos sus equipos.

f) Cuando un equipo, por las causas previstas en el presente artículo, deba integrarse en
Segunda División “B”, Tercera o categoría territorial, ello no determinará el ascenso de
ninguno de los que componen el grupo al que se le adscriba, que competirá constituido
supernumerariamente.

g) En ningún caso, aunque por su puntuación obtuviere el ascenso, un club podrá adscribir
equipos a la categoría en que contrajo las deudas impagadas hasta que las hiciere efectivas.

Este requisito será de obligado cumplimiento incluso en el caso de que la vacante producida
por el club moroso hubiera sido cubierta en virtud del artículo 194 del Reglamento General,
y las cantidades se destinarán por la RFEF, al fútbol no profesional.

h) Todos los futbolistas del equipo moroso quedarán en libertad para inscribirse en el que
deseen.

3. El incumplimiento de las obligaciones económicas con los futbolistas en el plazo que prevé el
párrafo segundo del apartado 1 de este artículo, determinará que no se expidan licencias de
futbolistas al club moroso, en el segundo período de inscripción, sin perjuicio de que si el impago
perdurara al término de la temporada, se aplicarán las demás disposiciones contenidas en el
apartado 2 del presente artículo.

4. En los supuestos de impago, por parte de los clubes, de las demás obligaciones económicas a
que se refiere el apartado 1 del presente artículo, la RFEF proveerá al respecto, adoptando las
medidas de caución reglamentariamente previstas e incluso, si no se obtuviera el fin que se
pretende, inhabilitándoles para competir en la división a que estuvieren adscritos por no
concurrir el requisito de estar al corriente de sus pagos.