Nou Estadi, apercibido de cierre

El estadio del Gimnástic de Tarragona ha sido apercibido de cierre y multado con 3.000€


El Nou Estadi de Tarragona, apercibido de cierre

El Nou Estadi de Tarragona, apercibido de cierre

El pasado fin de semana, el colegiado del Nàstic – Levante B, Galech Apezteguía, recogió en el acta que “en el minuto 89 el delegado de campo y de equipo local José María Grau Otero, fue expulsado por el siguiente motivo: estando el juego detenido uno de los recogepelotas lanzó un balón al campo con el fin de retrasar la reanudación del juego, habiendo sido avisado previamente el propio delegado debido a que otro de los recogepelotas no estaba realizando correctamente sus funciones por tardar excesivo tiempo en lanzar el nuevo balón cuando era necesario”

En consecuencia, el Juez Único de Competición ha sancionado al club catalán con 3.000€ de multa y el apercibido de cierre su estadio, el Nou Estadi, en aplicación del artículo 101.2 del Reglamento de la RFEF. Así mismo, José María Grau Otero deberá cumplir tres partidos de sanción.

Artículo 101.2 Reglamente RFEF:

Se considerará infracción de carácter grave y será sancionado con multa en cuantía de 3.000 euros y apercibimiento de clausura, el lanzamiento de varios balones, o de cualquier  otro  elemento  al  terreno  de  juego  procedentes  de  la  grada, con independencia de si el juego está o no detenido.

[…]

Cuando el meritado lanzamiento se realice por el delegado de campo o por alguno de los recogepelotas, además de la imposición al club de la sanción o sanciones a que hace méritos el epígrafe primero del presente artículo,  la  infracción se  considerará como  una  actuación  no  correcta  del delegado  de  campo  y supondrá su  expulsión directa  del terreno  de  juego, siendo sancionado  con  un mínimo  de  3  partidos  de suspensión.