Superiores después de varias jornadas

El Bilbao Athletic logra volver a mostrarse como un conjunto fuerte y con ritmo después de varios partidos y vence con autoridad y justicia a un Fuenlabrada desaparecido y que pierde autoridad en la lucha por la posición más alta del Grupo II


Los puntos se quedaron en casa

Los puntos se quedaron en casa

El Bilbao Athletic, después de muchos minutos sin encontrarse, volvió a sentirse cómodo en el verde y logró con ello doblegar a un Fuenlabrada que no pudo competir al mismo nivel en el día de hoy. La vuelta de Guillermo al filial fue determinante en un partido que recordó en intensidad al que jugaban y vencían los cachorros ante el Barakaldo.

Y aunque Guillermo fue fundamental en la victoria, Unai López debe llevarse con total merecimiento todos los elogios tras este partido. El centrocampista rojiblanco acaparó toda la atención de los numerosos seguidores que en esta soleada mañana se acercaron a Lezama.

Hasta seis oportunidades tuvieron los de Ziganda para adelantarse antes del descanso, aunque no lo consiguieron: Guarrotxena, con un balón al poste, Sabin Merino con dos potentes llegadas o un golpeo de Aketxe, lo más destacado.

Y poco después de la reanudación tantos intentos lograban premio. Guillermo firmaba el tanto que abría el marcador al aprovechar un muy buen pase de Unai López. Basilio no podía hacer nada ante la buena definición de Guillermo.

Tres minutos después, el que era asistente en el primero de los tantos iba a firmar el segundo gol. Lekue servía desde su banda derecha para que Unai López acertara a tocar red. Después del tanto, el control de los de Lezama fue siempre superior a la necesidad del Fuenlabrada.