Hasta el rabo…. todo es toro

Aitor Blanco en el 45 y Garmendia en el 90 sentencian a un Barakaldo que dominó el encuentro pero se quedó descontento y sin puntos. Arriaga anotó el gol fabril mediada la segunda mitad.


Imagen de Lasesarre en un partido anterior. Foto: LSB

Imagen de Lasesarre en un partido anterior. Foto: LSB

Dicen que hay que mantener la tensión hasta el último minuto y eso es lo que ha ocurrido en lasesarre en la tarde de hoy. El Amorebieta se ha llevado los puntos del coliseo gualdinegro anotando sus goles en los minutos 45 y 90 del encunetro.

Arrancó fuerte el Barakaldo con tres llegadas en los primeros minutos. Llegadas como las de Orbegozo que acabó en el fondo de las mallas, pero que el colegiado anuló por un inexistente fuera de juego del delantero gualdinegro.  El Barakaldo dominaba el esférico y buscaba la portería de Villanueva pero no encontraba la red del meta zornotzarra. La primera clara para los de Léniz fue una cabalgada de Mikel Orbegozo que acabó en el lateral de la red de Jon Ander.

El partido entró entonces en una fase de tedio, una vez el juego se fue equilibrando poco a poco. Las llegadas con peligro eran escasas y salvo algún centro lateral desde izquierda del Amorebieta que se paseó por el área fabril, poco que anotar en la libreta.

Al borde del descanso llegó la más clara para el Barakaldo. A la salida de un córner el remate de un jugador gualdinegro lo sacó Villanueva en la mismísima línea de gol. Corría el minuto 43 y cuando todo el mundo esperaba el descanso llegó el gol del Amorebieta. De nuevo en un centro lateral que Serantes despejó al centro del área y allí estaba el central Aitor Blanco para enviar el balón a la red. 0 a 1 y descanso, la afición fabril no se lo creía aún pero así fue.

La segunda mitad fue un monólogo de los de Iñaki Zurimendi ( hoy fuera del banquillo por su expulsión del pasado fin de semana). Y el gol del empate llegó cuando Joseba Arriaga despistó al capitán zornotzarra, Xabi Sanchez, en una falta lateral botada al segundo palo. Arriga el más listo de la clase sólo tuvo que poner la cabeza para anotar el gol del empate.

Los gualdinegros buscaban el gol de la victoria para acercarse un poco más al liderato y en una contra a punto estuvo de llegar el gol del Amorebieta. Larreategui envió un centro envenenado que se paseó por el área de Serantes sin que ni Casares ni Orbegozo llegaran a tocar el esférico. Con el barakaldo volcado, el contraataque era el único arma que les quedaba a los de Urritxe. Y en el 90 con el tiempo cumplido una cabalgada de Orbegozo por la banda izquierda acabó con un centro al que no llegó Txema Pan, pero sí llegando desde atrás Garmendia para poner el 1-2 definitivo en el marcador.

Con este resultado los de Zurimendi aguantan de momento la segunda plaza a la espera de lo que ocurra con los encuentros del Fuenlabrada y el Leganés, mientras los zornotzarras se colocan octavos a un punto del Play Off.

 


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *