Tensión en la Liga Adelante


eibarHay una comidilla que recorre desde hace décadas el fútbol español: La primera división es aburrida. Un petardo de competición en la que, o gana el Real Madrid o gana el Barça. Justo es decir que el Atlético le ha dado algo de emoción en los últimos tiempos, pero, en general, el dicho parece cierto. La liga española no es precisamente la que más altibajos tiene.

Ahora bien, eso no significa que dentro de España carezcamos de emoción. Aquéllos que no la encuentren en primera deberían echar un vistazo a la liga Adelante, que este año está batiendo todos los récords de competitividad: Entre el Real Murcia, sexto clasificado (y último de los que optarían al ascenso para convertirse en una de las apuestas en La Liga según betfair) y el Sabadell, decimonoveno (y 1º en bajar a segunda B) hay, únicamente, 5 puntos. Curioso el caso de este último, que llegó a ser líder de la liga en sus primeros compases. Aunque pierde mérito cuando constatamos que ya son 7 los equipos que han alcanzado el liderato: Sabadell, Girona, Alcorcón, Mirandés, Sporting, Recreativo y Depor. Algo inaudito en la competición en los últimos 15 años, desde que hay 22 equipos jugando en la misma.

Si echamos un ojo a las temporadas pasadas, las cifras están verdaderamente lejos de coincidir. Tenemos que irnos hasta la ya lejana de  2002/03, en la que, recordemos, al Salamanca (6º) y al Badajoz (19º), les separaban 6 puntos. Pero cuando lo normal suelen ser números de dos cifras, la realidad es que estamos ante algo poco común.

Los motivos de esta situación son de los más variado: Por un lado está que los equipos que bajaron de primera, Zaragoza y Mallorca, lejos de estar realizando un buen papel, han perdido cada uno 7 partidos en las 18 jornadas jugadas. A esto hay que añadir la consolidación de quipos que ya llevan un tiempo en esta competición (Murcia, Sporting, Numancia, Recreativo, Las Palmas, etc), sin olvidar el empuje de algunos recién llegados, como el Eibar, que se he plantado en cuarta posición en la tabla y podría convertirse en una de las mejores apuestas, como se puede comprobar en este blog de betfair.

Sea como fuere, quien diga que no hay emoción en España, se equivoca. Hay vida más allá del Madrid – Barça.