Una hazaña sin cobrar

El Racing accedía ayer a los octavos de final de Copa del Rey tras derrotar al Sevilla


Koné y Paco Fernández en un entrenamiento semanal | Racing de Santander

Koné y Paco Fernández en un entrenamiento semanal | Racing de Santander

Hoy uno de los equipos de moda del fútbol europeo es el Racing de Santander. El club que disfrutó de grandes tardes de fútbol años atrás y que ahora se encuentra en el precipicio, ahogado por las deudas y las sinrazones generadas por una mala gestión.

Pero lo que nadie puede manchar es la heroica gesta que ayer se apuntaban los jugadores racinguistas. Lograban remontar el 0-1 favorable al Sevilla nada más y nada menos que en el Sánchez Pizjuán, eliminando a un equipo que compite en la Europa League.

La gesta adquiere mayor relevancia si se conocen las precariedades que el vestuario cántabro sufre: llevan dos meses sin cobrar, tal y como declaraba Paco Fernández, su entrenador, a la conclusión del encuentro y todavía rodeado por la lógica euforia. El Racing de Santander es uno de los veinte equipos que tiene denuncias de sus futbolistas por impagos.

Dichas denuncias, de no ser subsanadas las deudas correspondientes, evitarán que el Racing de Santander acuda al mercado de invierno, al tener bloqueados sus derechos federativos por las deudas.

Paco Fernández no se quedaba sólo ayer con la cifra de los meses que llevaban sin cobrar por su trabajo y quiso recordar que el vestuario tiene dudas. Y es que no saben si habrá liquidez suficiente para poder viajar hasta Almería, sede del siguiente partido copero en octavos. El club no dispone de dinero y los ingresos están revisados por lupa por Hacienda.

El equipo ya está en Santander después de un largo viaje de noche desde Sevilla. Si nada lo evita, el viaje de vuelta hasta la otra punta de la Península será también sobre ruedas.