La medular puso los goles

Tres centrocampistas fueron los encargados de anotar en el Sporting B 2 – Burgos 2


Joaqui, en la foto durante su etapa en el Llagostera, hizo los dos goles del Burgos

Joaqui, en la foto durante su etapa en el Llagostera, hizo los dos goles del Burgos

Tres centrocampistas fueron los encargados de anotar en el Sporting B 2 – Burgos 2

Pablo Pérez y Zambrano, para los rojiblancos, y Joaqui, que firmó un doblete, para los burgaleses pusieron los tantos en el último partido del año para ambos equipos. El control del juego, al igual que los puntos, quedaron repartidos. No tanto las ocasiones, que cayeron más de la vertiente rojiblanca e hicieron de Aurreko uno de los mejores.

Apenas dos minutos tardó en entrar en juego el meta burgalés, que tuvo que evitar que un uno contra uno de Pablo Pérez acabase en gol. Tres disparos de Cerrajería, que ganaba, una y otra vez, las segundas jugadas, se marcharían fuera, por poco, y serían los primeros avisos del equipo dirigido por Ramón María Calderé.

Un disparo lejano de Rachid, sin aparente peligro, que se envenenó al tocar en un rival estuvo a punto de convertirse en el primer gol de la tarde, sólo los reflejos de Aurreko lo evitaron. También en la acción del primer gol intervino brillantemente el arquero, por dos veces rechazó sendos disparos de Yacine y Pablo Pérez, pero, finalmente, este último conseguiría poner por delante al filial.

Poco le duró la alegría al filial, cuatro minutos después del 1-0, una pérdida de Julio en la banda se acabaría convirtiendo en un centro de Carralero que Joaqui transformaría en gol.

Al borde del descanso, un saque de banda colgado por Jony al área burgalesa era rematado de media chilena por Zambrano y se colaba en la meta de Aurreko. El portero se confió, pensando que el balón se iría fuera, y la pelota se coló en su portería tras impactar en el palo.

El comienzo de la segunda mitad fue rojiblanco, pero el Burgos, a medida que iban transcurriendo los minutos, fue tomando posesión del balón. Con media hora por delante, los burgaleses empatarían en una contra completada por Joaqui, que firmaba así su doblete particular.

El empate hizo decaer las ocasiones del encuentro, hasta llegar a hacerlo pesado para el espectador. Sólo un remate de cabeza en plancha de Pablo Pérez, que Aurreko despejó con una gran estirada, podría haber alterado el marcador, en la segunda mitad.

Al final, reparto justo de puntos entre dos equipos que se van contentos de vacaciones, gracias a su cómoda posición liguera.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *