Empate pobre para unos, valioso para otros

Racing de Santander y Marino de Luanco empataron en un partido marcado por una mala primera mitad local y los aciertos de Rafa Ponzo en la segunda.


Los jugadores del Racing celebran el gol de Nieto. Foto: el Diario montañés

Los jugadores del Racing celebran el gol de Nieto. Foto: El Diario Montañés

Empate que sirve de poco al Racing de Santander que notó en exceso las bajas de Borja Granero y Koné. Los locales no fueron capaces de centrarse en los primeros minutos en unos Campos de Sport del Sardinero faltos de la Gradona que entró al campo pasados 13 minutos del comienzo del partido. Una gradona reubicada, por orden de la directiva en la grada de tribuna y que poco después pasaría a su grada habitual tras saltar la valla que les separaba de sus localidades. Entre cánticos y pancartas contra la directiva se iba desarrollando el partido sin apenas ocasiones que llevarse a cuenta.

Los aficionados cántabros hartos de sus directivos. Foto: El Diario Monatñés

Los aficionados cántabros hartos de sus directivos. Foto: El Diario Monatñés

Tras el descanso mejoraron los de Paco Fernández, que se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Nieto que aprovecho un buen servicio de Javi Soria. Tras verse por delante de nuevo el tedio se apoderó del juego hasta que Chus Hevia igualó la contienda. Reaccionó el Racing, pero apareció Rafa Ponzo para salvar a los de Luanco, primero a un disparo de Mariano y posteriormente otro de Miguélez, que acabó en gol de mariano, pero anulado por fuera de juego del jugador cántabro.

Tras este empate el Racing sigue líder a la espera de lo que ocurra al mediodía en el Ruta de la Plata zamorano entre el conjunto local y el colider Guijuelo. los de José Luis Quirós por su parte se colocan con veinticinco puntos cómodamente en mitad de la tabla.