Rubén Cruz volvió a darle los tres puntos al Albacete

Hugo Piña twitter de @hugopia24 @hugopia24

Rubén Cruz autor del gol del Alba. Foto: 5máseldescuento

Rubén Cruz autor del gol del Alba. Foto: 5máseldescuento

El Alba comenzaba este 2014 con la difícil tarea de olvidar los últimos fantasmas acaecidos sobre el equipo, y es que este había cosechado dos derrotas consecutivas a fínales de año donde el juego no era el mismo que hace unas jornadas. Rubén Cruz y Juanra fueron las novedades en el once de Luis César, que vio el encuentro desde el palco, cumpliendo de esta manera su segundo partido de sanción. Por su parte, el Atco Sanluqueño llegó al Belmonte con ganas de comenzar la segunda vuelta dando una buena imagen y poniendo en aprietos al Albacete.

El juego comenzó con un Alba dominador, aunque como viene siendo la tónica habitual, sin ninguna profundidad ni claridad de cara al marco contrario. Le cuesta un mundo al Albacete hacer ocasiones de gol, y es que sus dos estiletes no están en su mejor momento físico de la temporada. Tanto Jorge Díaz como Israel Bascón hacen una buena labor de contención por sus bandas, pero cuando el esférico requiere de velocidad y encare, estos no terminan de dar el último pase de manera correcta. En el medio campo, el Alba notaba su superioridad, y es que al mando de Mario Ortiz y de Carlos Indiano todo parece más sencillo.

Sería este último, el madrileño Indiano el que tendría la primera gran ocasión a los quince minutos. Una gran jugada en combinación con su compañero en banda le sirvió a Indiano un balón para que le pegara con su pierna y Facundo tuviera que emplearse a fondo y mandar el balón a córner. Eso era precisamente una de los aspectos en los que el Alba está fallando en estos últimos encuentros, y es que tanto los medio centros como los delanteros del club blanco tiene buen disparo, pero bien por la mala suerte o bien por la negativa de estos a realizar disparos desde la frontal. El equipo local era el que comandaba el ritmo de juego, pero este era demasiado insulso y sin ninguna opción de perforar por las bandas a su rival. Mientras tanto el equipo andaluz se defendía de las pocas acometidas blancas y esperaba su ocasión. En el Sanluqueño, Salvi fue su hombre más destacado, toda vez que puso en grandes aprietos a Dorronsoro en más de una ocasión por velocidad.

Volvió Rubén Cruz al once del Albacete y lo hizo para seguir aumentando su racha goleadora y marcar su décimo tercer gol con la camiseta manchega. El ariete sevillano cogió un balón servido por Juanra desde el medio campo, y Rubén elevó el esférico haciendo imposible la estirada de Facundo. El balón entró y por ende el Alba se adelantaría en el marcador, anotando el sevillano el único gol del partido que le daría a la postres los tres puntos a su equipo. Con el gol, los hombres de Luis César se vinieron arrba, y nada más sacar los gaditanos de centro del campo y en un error defensivo suyo, Antonio Calle marcaría de nuevo en el marco de Facundo, aunque en esta ocasión el gol sería anulado por el linier. Tras unos minutos donde el Alba había marcado un gol legal y otro ilegal, el tempo del partido volvió a tornarse oscuro, y es que el juego no era lo brillante que la parroquia local hubiese esperado. Los andaluces siguieron ‘parando’ al Alba en zona de tres cuartos, impidiendo la rápida movilidad de los hombres atacantes.

En la segunda mitad, el encuentro siguió con los mismos derroteros, aunque en esta ocasión la mala suerte quiso que Indiano no perforara de nuevo el marco de Facundo. Pero con el transcurrir de los minutos, el sistema táctico que Juanky había preparado se volvia más y más estático, con lo que los hombres de arriba apenas disponían de balones claros con los que crear algo de peligro y retrasar a su vez las líneas del equipo de Carlos Ríos.

El incesante poderío ofensivo blanco se notaba contra un equipo, como el Sanluqueño, y de nuevo otro balón servido desde la banda se fue al poste, sin que Antonio Calle en boca de gol pudiera hacer nada. La mala suerte hasta el momento había permitido al rival tener alguna mínima esperanza de sacar algo positivo de Albacete.

Ya en el tramo final del encuentro, el conjunto gaditano se fue de manera descarada a por el empate. A punto estuvieron de conseguirlo, aunque en esta ocasión la mala suerte pasó de bando y se instaló en los hombres del Atlético Sanluqueño; primero Óscar a balón parado y solo, cruzó el balón en exceso con un Dorronsoro ya batido. Corrían los últimos minutos y el corazón se le encogió a más de uno en el Carlos Belmonte. Seguidamente el cuadro de Ríos volvería a disponer de otra ocasión, tras un saque de esquina y un error de Dorronsoro. Finalmente el capi Noguerol sacaría bajo palos el esférico. Con un Albacete embotellado por su rival y pidiendo la hora acabaría el encuentro. Una victoria más del Alba, una victoria menos para conseguir su objetivo. Por su parte el Sanluqueño demostró su buen hacer en el campo, denotando que si no hubiera sido por la mala suerte en las últimas jugadas, podían haberse llevado algo más positivo que las sensaciones del Belmonte.