Las lágrimas de un empate

Los jugadores del Noja se retiraron tras el partido entre lágrimas


noja

El sufrimiento de los últimos meses hace difícil a los jugadores del Noja centrarse en lo estrictamente deportivo. El jugar cada fin de semana pasa a un segundo plano, aunque resulte extraño al estar hablando de fútbol y más estando en fin de semana y jornada.

Ese sufrimiento se ha transformado en alivio y alegría, aunque lo sumado hubiese sido solo un punto. Un empate a cero con más sabor a victoria que muchas goleadas. Y es que ese punto sumado hoy en La Caseta ha sabido al desahogo final después de varios meses pasándolo mal.

Hasta tal punto han llegado algunos jugadores que no han podido visitar, en algunos casos, a sus familiares en Navidad al no disponer de dinero para llenar el depósito de gasolina. Al compartir mesa con otros compañeros del fútbol para poder subsistir en unas fechas especiales como las que han pasado.

Las lágrimas tras el partido se ha convertido en mensajes de alegría y compañerismo de los que aun quedan en la nave agradeciéndose unos a otros el esfuerzo de estos meses y estos días en especial. Aunque duro, muchos señalan que quedará esta aventura en su recuerdo por muchas cosas positivas.

Las lágrimas de algunos de los jugadores del Noja al final del encuentro resumen muchos días de sufrimiento. En el día de mañana la dirección del Noja y el Ayuntamiento de la localidad costera se reúnen para tratar de desbloquear la situación.