Mil kilómetros con fe y bolsillos vacíos

Los jugadores del Racing de Santander han completado los casi mil kilómetros en autobús


Esta será la casa de los jugadores durante 30 horas

Esta será la casa de los jugadores durante 30 horas

Un total de 997 kilómetros separan los Campos de Sport de El Sardinero y el Municipal de los Juegos del Mediterráneo. Una distancia que los jugadores del Racing de Santander han cubierto en autobús, unas trece horas sobre ruedas y durmiendo en el vehículo oficial del club.

Finalmente, el club ha logrado medios para realizar el viaje utilzando su autobús y podrán jugar la vuelta de unos octavos de final que quedaron en empate a uno en la ida, un empate que da ligera ventaja al Almería por eso del mayor valor de los goles fuera de casa.

Los jugadores del Racing de Santander se pasarán por tanto más de un día dentro de su autobús con la fe y la ilusión de poder avanzar una ronda más en este torneo que tan mal trata a los equipos modestos que en él participan.

Fe e ilusión mucha. Los bolsillos, vacíos. Y es que los jugadores del Racing de Santander llevan varios meses sin cobrar y recibiendo falsas esperanzas. Pese a ello, han continuado trabajando con total profesionalidad, reflejándose ese trabajo en los resultados obtenidos tanto en este torneo como en liga.

Veremos si en el Juegos del Mediterráneo se repite la protesta de los jugadores racinguistas, que cuentan con el unánime apoyo de la afición cántabra. Durante los primeros instantes de partido permanecieron inmóviles en la ida de esta eliminatoria como señal de protesta.