Mochilas, emoción y kilómetros

El Racing encara ya su viaje de vuelta de cerca de mil kilómetros con destino La Albericia


Esta será la casa de los jugadores durante 30 horas

Esta será la casa de los jugadores durante cerca de 30 horas

Los jugadores del Racing volverán en un rato a su ahora alegre pero habitual triste realidad. Después de meses sin cobrar y sin noticias reales de poder hacerlo pronto, los jugadores encararán un viaje de casi mil kilómetros -son 997 los que separan el Estadio Juegos del Mediterráneo y el Sardinero- de vuelta a casa.

Las dificultades económicas han impedido que los de Paco Fernández llegaran con más antelación a Almería para poder descansar. Han llegado justos al campo para realizar el pertinente calentamiento y jugar un partido que luego han ganado, siendo ahora la admiración de los aficionados del fútbol.

Ahora les tocará encarar un nuevo viaje. Otras trece horas subidos en su verde autobús que les llevará de nuevo a la realidad, a Santander. Allí, el Racing también sonríe entre las adversidades, son líderes en el Grupo I.

En unos días tocará recibir en El Sardinero al Guijuelo, un equipo peligroso que se ha destacado como la revelación del grupo. Será difícil concentrarse después de lo que han logrado hoy y sabiendo que su futuro es incierto.

Veintiséis horas de viaje para pisar Almería para jugar un partido y volver a casa. Las posibilidades no dan para más. De punta a punta de España con mochilas, emoción y un tesoro en el autobús de los sueños.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *