El Sestao le tiene tomada la medida filial canario

Los verdinegros rescatan de las islas un buen punto que pudieron ser tres


El Sestao pesca un punto en un choque competido | Iván León Santiago-UDLP

El Sestao pesca un punto en un choque competido | Iván León Santiago-UDLP

Está claro que el Sestao River Club le tiene bien tomada la medida al filial de Las Palmas. Quien lograra derrotar por primera vez en esta temporada al sorprendente equipo amarillo ha logrado ser uno de los pocos conjuntos que se ha ido del Anexo sumando. Los verdinegros lograron un punto, pero bien pudieron ser tres ya que, aunque los locales llevaron el peso del partido, los visitantes se adelantaron hasta en dos ocasiones.

La ausencia de Jito, máximo goleador de toda la categoría, no privó al Sestao del gol. El conjunto vizcaíno se mostró como un equipo rocoso, con ambición y que bien pudo llevarse el premio gordo que hoy estaba en juego.

El respeto inicial, con bombardeo de misiles aire aire, dejó paso al primer gol del encuentro, tempranero. Iba a ser el extremo zurdo visitante Álex García quien aprovechara un desafortunado resbalón para hacer el 0-1.

Tras el gol, el conjunto local decidió llevar la guerra inicial al suelo y comenzar a tejer las jugadas con más calma y desde posiciones más atrasadas. Consecuencia del cambio de propuesta, Artiles y Héctor Figueroa pudieron sumar gol para su equipo.

El partido cambiaba de signo a falta de cinco minutos para el descanso. Falta dentro del área del cancervero cántabro del Sestao David Moral que ve la roja directa. Gerardo dejaba su sitio al portero suplente, Igor Etxebarrieta. Héctor Figueroa al lanzamiento y dentro. Empate.

El conjunto que habita en el Anexo salió de vestuarios más hecho que el Sestao y gozó de las primeras opciones de la segunda mitad, todas ellas en botas de Héctor Figueroa. La cruz llegaría unos minutos más tarde cuando una buena falta botada por Josu Hernáez se colaba directamente en la portería de Alejandro para hacer el 1-2 con un hombre menos.

El conjunto canario apretó entonces al máximo, sabedor de su ventaja numérica y de su desventaja en el luminoso. A falta de quince minutos para el final, Héctor Figueroa con un buen remate picado lograba igualar el choque.

En el cuarto de hora restante el filial de Las Palmas lo intentó pero chocó con el desacierto o con la defensa seria del conjunto comandado por Viadero.