El Zamora frena en seco al líder

Los rojiblancos fueron superiores durante gran parte del encuentro y consiguieron los tres puntos ante un Racing de Santander que tenía la mente en los problemas extradeportivos que arrastran.


Los jugadores del Zamora se abrazan al final del encuentro. Foto:zamoranews.com

Los jugadores del Zamora se abrazan al final del encuentro. Foto:zamoranews.com

El partido se empezó a jugar mucho antes de que comenzara el partido, cuando Paco dejó fuera de la convocatoria a Saúl, que está mas fuera que dentro del Racing, y Aguirre tenía que dejar fuera a un Álvaro Montero que alegó problemas personales para no jugar el que podría haber sido su último partido con el Zamora CF.

Salió enchufado el equipo local, con la dupla Aarón – Jorge en punta buscando los espacios entre líneas de un Racing de Santander al que le costó entrar en el encuentro pese a los esfuerzos de Paco desde la grada.

El primer hándicap con el que se encontró el cuadro cántabro fue la lesión de Mariano en los primeros compases del partido. Al delantero se le salió el hombro en una caída en el área y tuvo que abandonar el encuentro y le obligará a perderse los próximos compromisos de los blancos.

Las dos bandas, con Santos y Rubén Sánchez, hacían daño a la defensa cántabra, y en las botas de Rubén estuvieron las mejores jugadas de la primera mitad, centros que no acabaron de encontrar rematador pese a que Aarón, Jorge y Santos los buscaron.

También en la estrategia encontró uno de sus puntos fuertes el Zamora, con una jugada ensayada en la que Jorge se coló en el área y cuando buscaba el pase de la muerte la defensa cántabra despejaba el peligro.

Al Racing lo acababa sosteniendo Borja Granero, muy fuerte en el centro del campo, aunque en dura pugna por la dupla Jacobo – Ochoa, que debutaba como titular en los locales.

Al descanso se llegó con una mejor sensación de los zamoranos y los visitantes intentando poner la mente en el partido que se estaba disputando.

La segunda parte siguió con un guión parecido, con los zamoranos volcados buscando puerta y el equipo y el equipo racinguista defendiéndose del acoso al que le obligaba a sufrir el Zamora CF. En una jugada por banda de Santos que cedió para que Dani Mateos buscara el centro, la defensa cántabra estuvo muy blanda y permitió que el balón llegara hasta el centro de la portería donde esperaba Aarón para poner por delante a los suyos.

El gol fue, curiosamente, lo que espoleó a los racinguistas, que dieron un paso adelante y a partir de ahí intentaron la igualada en el marcador. Movió ficha Aguirre, dando entrada a Hugo Aguado y Dalmau en punta, dos nuevas balas para buscar la contra, mientras que Paco Fernández tenía que agotar cambios con la lesión de Borja Granero, lo que debilitaba más a los cántabros.

Los últimos minutos fueron de ida y vuelta, con ocasiones en las dos áreas, aunque todas desbaratadas por los porteros. Hubo, en ambas áreas, una jugada similar con idéntico resultado. En el lanzamiento de una falta en la frontal, los lanzadores buscaron el palo largo y allí, casi sin ver el balón, salieron los reflejos felinos de Mario e Imanol.

El Zamora sufrió en los compases finales, encerrado en su campo buscando el 2-0 en un contrataque, mientras que el Racing colgaba balones a la olla que no acababan de ser rematados.

Con esta victoria, que el equipo quiso dedicar a Agustín, el Zamora CF se acerca a los puestos de cabeza y se queda, con 32 puntos, a 13 de los 45 que marcan la salvación.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *