Preservando el verde

Muchos clubes de la zona norte de España huyen de sus campos con la intención de preservar el césped.


Imagen del césped de O Vao. Foto: Coruxo FC

Imagen del césped de O Vao. Foto: Coruxo FC

El temporal de lluvia y viento está pesando en muchos campos de la zona norte, con el césped de varios terrenos de juego del Grupo I y II bastante afectados. Y no sólo los de los equipos con menos recursos, ya que algunos campos como el de Lezama y los de Mareo están sufriendo también por las inclemencias meteorológicas.

En los últimos días la zona de la meseta central también está sufriendo los efectos de un temporal de nieve, viento y frío que está complicando el trabajo de los clubes.

Para evitar su deterioro, en las últimas semanas se está produciendo un éxodo de entrenamientos fuera de las instalaciones habituales de estos clubes del norte. Se evita pisar el césped del campo de juego habitual y, de disponer de ello, incluso se evita entrenar en el campo habitual de entrenamiento si este es de césped natural.

Los clubes optan, por tanto, por entrenar sobre hierba sintética, una opción que les permite progresar con su actividad, aunque no siempre. Son tales las malas condiciones meteorológicas que algunos campos de hierba artificial tampoco soportan la cantidad de lluvias que está cayendo.

Incluso se da la circunstancia de que varios clubes se estén alejando de sus localidades para entrenar, especialmente en las ciudades: los saturados campos por los clubes pequeños impide conseguir un hueco a los equipos de bronce.

Sin duda, un gasto adicional y algo que trastoca los planes de muchos clubes de bronce.